• RD$212.80Gasolina Premium
  • RD$197.70Gasolina Regular
  • RD$155.60Gasoil Optimo
  • RD$148.00Gasoil Regular
  • RD$98.50GLP
  • RD$25.26Gas Natural
  • RD$111.90Avtur
  • RD$92.30FuelOil
  • RD$137.00Kerosene

Tasa de Cambio

RD$46.45CompraRD$47.01Venta
RD$47.00Compra RD$53.85Venta
Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin
EDICIONES ANTERIORES ENVÍANOS TU DENUNCIA

El plato típico

Xiomarita PérezFolcloreando

Hace días unos amigos nos pusimos a reflexionar sobre la variedad de platos dominicanos, y en realidad llegamos a la conclusión de que el verdadero plato típico nacional es el arroz, habichuelas (la roja) y “compaña”, que consiste esta última en carne de cualquier tipo, berenjena guisada (asada o no), bacalao con papa, huevos revueltos, espaguetti, tayota guisada o una simple tajada de aguacate.

Ese es el plato de los dominicanos, porque en cada hogar eso es lo que se come a diario, al menos que uno que otro día cocinemos un locrio, o un moro. La “bandera” dominicana es el arroz, habichuelas y carne, pero ni todos los días ni todas las clases sociales consumen carne a diario. Eso era antes cuando teníamos gallina, cerdo y vaca en el patio, además de que la gente ha adquirido conciencia de lo poco saludable comer carne todos los días.

El locrio lo cocinamos cuando andamos rápido y lo hacemos de salami, pica pica, etc. El sancocho y el asopao son comidas sociales, que la elaboramos por necesidad y por economía, y la rendimos echándole agua, además que esos caldos son livianos y caen muy bien con los tragos.

Estos platos no se cocinan a diario, no solo por el gasto de comprar víveres y carnes de todo tipo sino que a la hora de haberlo comido le da a uno “agilivio”, que es la penita de hambre que sentimos en el estómago, una hora después de haberlo comido, aunque nos hayamos sentido llenos al instante. Existe la comida regional, como el chechén, chacá, el chivo con yuca, en el Sur; el domplin con bacalao en el Este y en el Cibao el “chambre” que es un caldo de guandules con sobrante de huesos de chuleta ahumada o con longaniza y le echamos un puñito de arroz ¡qué ricura!, y riiiinde.

Mi madre le echaba petit sale (petisalé), que es el pedazo de   gordo de cerdo con su capa (viene siendo el chicharrón sin freir) se sala, se pone a secar al sol y se le echa al chambre. Hay personas que el petit salé, y la longaniza le gustan comérsela “manía” (manida), que es casi a punto de dañarse. Gazapos.- Esta columna es educativa, por lo que cualquier error anterior debo corregirlo: repetí dos veces en un mismo párrafo las palabras misión y costumbre.            

                                                                    xiomaritabrinca@hotmail.com

COMENTARIOS

Comentarios

Envíanos tus denuncias

Suscríbete a nuestro Newsletter

Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin

© Copyright 2017 El Nuevo Diario. todos los derechos reservados.
Página web desarrollado por Merit Designs

Top