Miércoles, 30 de Julio, 2014 Santo Domingo, República Dominicana

EDITORIAL

Las armas y la paz

EDICIÓN IMPRESA

SOBRE NOSOTROS

Quiénes Somos
Contáctenos
-141,248 Lectores Online
Nacionales
Volver a portada Nacionales
 
27/2/2014
En el 170 aniversario de la Independencia de la República
Discurso del presidente Danilo Medina ante la Asamblea Nacional

Compartir:

 (+) Click para ampliar
 

DISCURSO DE RENDICION DE CUENTAS PRONUNCIADO POR El PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DOMINICANA DANILO MEDINA SANCHEZ ANTE LA ASAMBLEA NACIONAL HOY 27 DE FEBRERO DE 2014.

Pueblo dominicano:  

Por segundo año consecutivo, tal como establece nuestra Constitución en su artículo 128, al iniciarse la Primera Legislatura Ordinaria, me encuentro ante este honorable Congreso Nacional y ante la gran familia dominicana, con la honrosa tarea de depositar las memorias de labores del gobierno y rendir cuentas a nuestro pueblo de las acciones llevadas a cabo durante los pasados 12 meses.

Hoy, como todos saben, se cumple un aniversario mas de aquel histórico 27 de Febrero en que la República Dominicana conquistó su independencia. 

Y aquí nos encontramos, 170 años después, los descendientes de los hombres y mujeres que protagonizaron aquella heroica gesta.

Este 27 de Febrero nos encuentra unidos, esperanzados y una vez más, como un solo pueblo, entregados a una nueva conquista libertaria.

La lucha de hoy, sin embargo, no es contra ningún país opresor, ni se libra en los campos de batalla, pero pone igualmente a prueba nuestro valor y nuestro coraje como nación.

Nuestras batallas de hoy son para romper, día a día, las barreras económicas, sociales y culturales que aún separan a muchos de la verdadera libertad.

Y en esta hazaña, pueden estar seguros, también habremos de salir victoriosos.

 

Dominicanos y dominicanas,

Quiero celebrar en este día, junto a todos ustedes, que nuestro país está logrando nuevas y trascendentales conquistas.

Este año hemos dado grandes pasos para que nuestros ciudadanos logren nuevos niveles de independencia.

Para que vean reconocidos sus derechos, para que tengan el mismo acceso a las oportunidades y al progreso.

En definitiva, avanzamos sin descanso para que todos los dominicanos y dominicanas disfruten de la verdadera libertad; esa libertad que solo se consigue cuando un pueblo vive sin miedo, sin pobreza y sin ignorancia.

 

Señoras y señores,

Mediante el cumplimiento de los compromisos y metas que los dominicanos y dominicanas exigen y merecen, hemos fortalecido el vínculo más fuerte que puede unir a un gobierno con el pueblo: la confianza.

Así, durante los últimos doce meses, hemos visto crecer y desarrollarse la que está llamada a ser, tal como les prometimos, la mayor transformación de la República Dominicana en su historia reciente.

Nuestro mayor esfuerzo durante este año ha sido abrir puertas y eliminar barreras, para construir un país de todos, una patria donde nadie quede fuera.

Y lo hemos logrado porque contamos con esa fuerza imparable que solo es posible cuando gobierno y pueblo avanzan de la mano y en la misma dirección.

Esa fuerza y ese apoyo que hoy quiero agradecerles personalmente y que nos impulsa a seguir adelante.

Estamos, juntos, creando una República Dominicana más grande, porque nuestra patria será más fuerte cuanto más unida esté nuestra gente, cuanto más integrada se sienta en un proyecto común de país.

Amigas y amigos,

Han sido, efectivamente, muchos los proyectos y trabajos que este gobierno ha impulsado, y muchos más los que emprenderemos en lo que resta del actual periodo.

Y a lo largo de este camino, hemos sabido mantener la cabeza fría para tomar las mejores decisiones, incluso ante fuertes presiones.

Pero también hemos puesto el corazón, para defender con contundencia nuestra soberanía nacional y los intereses del pueblo dominicano, siempre que ha sido necesario.

Ese fue el caso, por ejemplo, de la negociación con Barrick Gold, que la mayoría recordarán.

Hoy, cuando se cumple un año de mi primer pronunciamiento, puedo mirar a los ojos a nuestro pueblo y decirle que, gracias al apoyo unánime de la gran familia dominicana, hemos cumplido nuestra palabra.

Tenemos, por tanto, un acuerdo justo, transparente y bien remunerado para la explotación de las riquezas que subyacen en nuestra tierra.

Este ha sido un gran logro de todos, y es justo que estemos orgullosos de ello!

 

Honorables miembros de la Asamblea,

Comenzaré esta rendición de cuentas con una breve perspectiva del desempeño económico de nuestro país en los últimos 12 meses.

Los indicadores macroeconómicos arrojan un balance decididamente optimista del 2013 y una perspectiva de futuro realmente esperanzadora para el 2014 que ya avanza a paso firme.

Así lo han percibido también los inversores y entidades internacionales, que valoran positivamente el manejo responsable que se ha llevado a cabo.

Nuestra economía ha crecido un 4.1% en 2013, aún más de lo que se había previsto.

El significativo incremento del PIB se explica, en gran medida, por el sector agropecuario, al que nuestro gobierno ha prestado la más decidida atención, y que creció un 4.4%.

La minería, a su vez, aumentó en 151%, sustentada por la puesta en marcha de la extracción y exportación de oro.

Por su parte, la industria nacional, que al comenzar el 2013 se vio muy decaída, terminó creciendo un 0.5% el año completo; las zonas francas crecieron 2.5% y la construcción un 7.3%.

Dentro de los servicios, que en su conjunto registraron un crecimiento de 3%, se destaca la hostelería, que experimentó un crecimiento de  6.3%. 

Finalmente, finanzas y seguros, crecieron 10.5%. 

Por supuesto, no podríamos dejar de mencionar los servicios de educación y de salud, que también crecieron de manera sustancial, en virtud de las acciones gubernamentales.

A diciembre las reservas brutas del Banco Central ascendieron a 4,700 millones de dólares, equivalentes a 3.3 meses de importaciones.

Las reservas netas de divisas también cerraron el año en máximos históricos, con 4,386  millones de dólares, superando al año anterior en 1,177 millones de dólares. Así mismo, el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pago se redujo de 6.8% en el año 2012 a 4.2% en el año 2013.

El resultado de la balanza global de pagos termino con un superávit de 1,184 millones de dólares, resultado que no se habían alcanzado en muchos años.

Estos montos constituyen una importante fuente de confianza en la estabilidad cambiaria.

Por su parte, la tasa de inflación, que a inicios del 2013 preocupaba, porque se vio afectada por los aumentos de precios derivados de los inevitables ajustes impositivos, fue gradualmente cediendo terreno y terminó a diciembre en un ritmo anual de 3,9%.

Por su parte,  tal como fue el compromiso asumido por el gobierno en el presupuesto del año 2013, el déficit fiscal termino en 2.77% algo menos del 2.8% prometido por el área fiscal.

Señoras y señores,

Como les decía, estos excelentes indicadores, han hecho que la República Dominicana siga siendo el principal receptor de inversiones de Centroamérica y el Caribe, con la excepción de Panamá.

Además, en el presente año se espera que la Inversión Extranjera Directa supere de nuevo los dos mil millones de dólares.

Estamos trabajando por el crecimiento de la economía, si, pero acompañado también de una mayor justicia distributiva.

No nos conformamos con ver elevarse los porcentajes, queremos que ese crecimiento se traduzca en mejores condiciones de vida para nuestros Ciudadanos.

Así, por primera vez en muchos años en el sector privado se hizo un reajuste de salarios mínimos del 14%, que supera de manera notable la subida de precios acumulada en el periodo anterior.

Mientras que en el sector público se han ido incorporando a escalas salariales mayores los grupos más amplios de servidores, entre ellos los maestros, policías, militares, personal de salud, agrónomos, etc.

Además, los pronósticos para este año nos permiten ser optimistas.

Se espera que la tendencia de crecimiento se consolide y finalicemos el año con cerca del 5% de crecimiento del PIB, en un marco de estabilidad financiera.

Pueden estar seguros de que el 2014 será un año de empleo, de productividad y de consolidación de nuestro modelo de crecimiento con justicia social.

Dominicanos y dominicanas,

El Gobierno está plenamente dedicado a sentar las bases de una nueva etapa en la Historia de nuestro país.

A construir una República Dominicana de todos y para todos. Y este es el mensaje más importante que quiero transmitir hoy.

Nos comprometimos a sentar las bases de un modelo de desarrollo que ponga a las personas, las familias y comunidades en el centro de todas las políticas.

Nos comprometimos a poner la economía al servicio de las personas y nunca al revés, y a tener un tejido económico menos vulnerable y con mayor capacidad de producción de bienes y servicios.

Como les decía al principio, superar la exclusión social y avanzar hacia la equidad, es la revolución social necesaria y posible en la República Dominicana de nuestros días.

Es la batalla por la verdadera independencia que nos toca librar en este siglo XXI.

Y en este año hemos logrado importantes conquistas.

Ha llegado el momento de universalizar el acceso al progreso.

De garantizar los derechos para las grandes mayorías excluidas y de convivir con responsabilidad y respeto a la ley.

Repito: ha llegado el gobierno de todos y para todos.

Señoras y señores,

Me han oído mencionarlo varias veces a lo largo de este año.

En la República Dominicana estamos viviendo una auténtica revolución educativa.

Durante mucho tiempo la educación de calidad ha sido un privilegio, que solo aquellos con poder adquisitivo podían permitirse.

Y así, quedaban relegadas al olvido las esperanzas que millones de familias de escasos recursos tenían para el futuro de sus hijos.

Pero todos sabemos que la educación pública de calidad es la herramienta más poderosa que tenemos en nuestras manos para asegurar que todos los niños, independientemente de su origen social, tengan acceso a las mismas oportunidades.

Necesitábamos romper estas barreras, y así está ocurriendo.

Primero cumplimos la promesa de asignar el 4% del PIB para la educación.

Y después convocamos a toda la sociedad a participar en un gran Pacto Educativo, para hacer a todos partícipes de que esa asignación presupuestaria se transforma, centavo a centavo, en la educación de calidad que queremos.

Este proceso de diálogo, que ha contado con decenas de miles de aportaciones de organizaciones, profesionales, estudiantes y ciudadanos, nos ha demostrado que los dominicanos y dominicanas están decididos a izar la bandera de la educación en lo cota más alta de la República.

Muy pronto, la firma de ese pacto será una realidad y con ella, quedará sellado firmemente nuestro compromiso de nación con la sociedad del conocimiento.

Paralelamente, nos propusimos acometer lo que ha supuesto la mayor expansión de la infraestructura escolar en la historia del país.

Y, para lograrlo hemos avanzado en la construíacción de más de 10 mil aulas, con sus correspondientes comedores y cocinas.

Además, para asegurarnos que todos los estudiantes están bien alimentados, con comida sana y nutritiva, tal como se prometió, hemos duplicado el presupuesto dedicado a comprar estos alimentos a nuestros productores nacionales.

Un presupuesto que ahora alcanza los 7 millones 746 mil pesos diarios y gracias al cual se están entregando más de 1 millón 550 mil raciones de comida cada día.

De esta forma, rompemos otra gran barrera y aseguramos que ningún niño se quede sin ir a la escuela por haber nacido en un hogar pobre que no puede asegurar su alimentación.

 

Señoras y señores,

Este año también dio sus primeros pasos nuestro Plan Nacional de Protección y Atención Integral a la Primera Infancia, Quisqueya Empieza Contigo.

Otra iniciativa sin precedentes, destinada a garantizar que los más pequeños reciben la atención que les es esencial para desarrollar todas sus capacidades.

Esta es la primera vez que un gobierno emprende un plan tan ambicioso para dar atención gratuita a los niños de 0 a 5 años.

Nuestro objetivo es romper definitivamente el círculo de la pobreza y la exclusión que, en muchos casos, tiene su origen en esa edad tan temprana, fruto de la desnutrición y otras muchas carencias.

Lo hemos dicho muchas veces y lo repetiremos siempre.

Para nuestro gobierno todos los hijos e hijas de la República Dominicana son iguales y no permitiremos que ningún niño o niña nazca ya condenado a la pobreza por la falta de oportunidades.

Vamos a darles a todos y todas, sin distinción y desde el primer día, el cuidado, el amor y la atención que necesitan para convertirse en ciudadanas y ciudadanos sanos y felices.

Como parte de esta iniciativa, ya se han licitado la construcción de las 100 primeras estancias infantiles, que contarán con comedor, espacio de juegos y aulas suficientes para separar a los niños conforme a su grupo de edad.

Nuestro objetivo para el 2016 es atender a más de 450 mil niños y niñas entre 0 y 4 años de edad, además de incluir a cerca de 190 mil niños y niñas de 5 años en la educación inicial.

Avanzaremos en apoyar a 475 mil familias con formación en prácticas de crianza, y capacitaremos a 47 mil cuidadores.

 

Familia dominicana,

 

Es una satisfacción para este Gobierno poder afirmar que cumplimos la promesa de incorporar a 200,000 alumnos a la tanda extendida; el nuevo modelo educativo que está llamado a transformar profundamente la realidad dominicana.

Estos 200 mil niños y niñas reciben diariamente el doble de horas de escolarización, con un currículum más completo y, por supuesto, con desayuno, almuerzo y merienda gratuitos.

Y esto es solo el principio.

En los próximos dos años iremos mucho más allá, hasta alcanzar nuestra meta final en 2015, que es la incorporación de todas y todos los estudiantes del país al nuevo sistema.

 

Amigos y amigas,

Estoy convencido de que la implementación de la tanda extendida supone ya y va a suponer cada vez más, una de las transformaciones más profundas que se han puesto en marcha en nuestro país, quizá el mejor legado que pueda dejar este gobierno. Este nuevo sistema, no solo ha comenzado ya a cambiar el día a día de los alumnos, sino también el de miles de madres y padres que pueden dedicarse a las labores productivas, sabiendo que sus hijos están en buenas manos.

Y de la misma forma, beneficia a sus comunidades, que son ahora proveedoras de los alimentos de sus hijos e hijas.

En definitiva, la tanda extendida es la base de un importantísimo cambio social que veremos crecer sustancialmente en los próximos dos años y que, estoy convencido, contribuirá a reducir drásticamente la brecha de la desigualdad.

Y en este proceso de mejora de la educación tampoco nos hemos olvidado de la enseñanza superior.

Este año, el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología ha otorgado más de 20 mil becas para educación superior.

De las cuales, más de 18 mil fueron becas nacionales, es decir, destinadas a jóvenes de escasos recursos.

 

Señoras y señores,

Por supuesto, no podríamos hablar de revolución educativa sin tener en cuenta a nuestro personal docente.

Les aseguro que siempre estaremos al lado de los maestros y maestras, que constituyen el alma de esta revolución educativa.

Estamos empeñados en impulsar una auténtica dignificación de su labor, y ya hemos dado pasos importantes en este sentido.

El primero de esos pasos fue otorgarles el mayor aumento salarial que se le ha asignado a este colectivo en los últimos 15 años y que, en promedio, ha supuesto una subida del 40%.

Es decir, se acabaron los sueldos de miseria en las escuelas de nuestro país.

De la misma forma, hemos otorgado una subida histórica a las pensiones de los profesores y profesoras jubilados, a quienes agradecemos profundamente sus años de dedicación a la formación.

Sabemos, además, que el Seguro Médico de Maestros ha operado en los últimos años con un importante déficit que amenazaba su sostenibilidad.

Y para sanear ese déficit, el gobierno destinó 160 millones de pesos en el 2013 y aportará 480 millones adicionales en el año actual.

En cuanto a la capacitación de los enseñantes, éramos conscientes de que hacía falta un refuerzo considerable para alcanzar los estándares internacionales de calidad.

Para este fin, este año se ha destinado una partida presupuestaria sin precedentes a la capacitación de profesores.

Hablamos de RD$ 2,333 millones de pesos en 2014 frente a la cifra de años anteriores, que estaba en torno a los 1,500 millones.

 

Amigos y amigas,

Estamos uniendo a todo el pueblo dominicano en torno a esta revolución educativa.

Esto queda especialmente patente si vemos el éxito que este año ha cosechado el plan de alfabetización Quisqueya Aprende Contigo.

Hemos alcanzado y superado la meta para 2013, que era la incorporación de 500,000 personas a los núcleos de alfabetización.

Además, 300,000 ya han finalizado su aprendizaje, gracias a la generosa ayuda de decenas de miles de voluntarios y al trabajo conjunto de todas las instituciones que nos están apoyando.

Cada vez estamos más cerca de superar el analfabetismo para siempre en nuestro país.

Lo que hace un año parecía un sueño ya es realidad para miles de hombres y mujeres que hoy pueden leer y escribir.

Es otra gran conquista de nuestro país de la que debemos sentirnos felices y en la que debemos seguir trabajando!

Sin embargo, nuestro esfuerzo de incluir a todos en esta revolución educativa no estaría completo si no lo hubiéramos extendido a los niños y niñas con habilidades diferentes.

Por eso, por primera vez en nuestro país y gracias a la atenta supervisión y dedicación de la primera Dama, mi querida esposa Cándida Montilla, nuestro país cuenta ya con el primer Centro de Atención Integral para la Discapacidad, dirigido a niños de 0 a 10 años.

Este es el primero de cinco centros de este tipo que inauguraremos en todo el país y que vienen a dar respuesta a una necesidad muy sentida de miles de familias.

El CAID de Santo Domingo Oeste, que ya está en funcionamiento desde el 23 de enero, cuenta con instalaciones de primer nivel y el más moderno equipamiento tecnológico, de acuerdo a estándares internacionales, para proveer de servicios educativos, médicos, terapéuticos y recreativos.

Y no exagero cuando les digo que este es un proyecto sin precedentes en nuestra Región, por tratarse del único de estas característicascompletamente público y gratuito. Es decir, accesible para todos y todas, sin distinción.

Es una auténtica muestra más de cómo el amor puede romper barreras para alcanzar a todos los que lo necesitan.

Y me consta que Candy ha puesto todo su corazón en lograr este sueño, que es ya una realidad.

En 2014, abrirá sus puertas el CAID de Santiago para la Región Norte, el CAID de San Juan de la Maguana para la Región Sur del país, y en el 2015 los centros de Higuey para la región Este y el de Santo Domingo Este.

Así, el país entero estará dotado de estos modernos centros antes del final de la gestión.

 

Señoras y señores,

Ahora quiero hablarles de otra área que también es fundamental para romper las barreras de la desigualdad y la exclusión.

Me refiero a la salud pública y la seguridad social.

Durante mucho tiempo hemos aceptado que las familias con menos recursos quedaran a merced de su suerte o de la caridad cuando una enfermedad o accidente traía una desgracia al hogar.

Pero en este año hemos dado grandes pasos para cambiar eso.

Para garantizar el acceso universal y gratuito a la salud de calidad, como un derecho inalienable de todos los dominicanos y dominicanas.

Estamos comprometidos con desarrollar una Red Única de Servicios Públicos de Salud, con ampliar la seguridad social de las familias y con mejorar las prestaciones y servicios del régimen subsidiado de salud.

Como parte de ese esfuerzo, el Seguro Nacional de Salud cumplió el compromiso de incorporar a 461,858 personas más al Régimen Subsidiado de Salud, superando así el objetivo que teníamos para este año.

Les reitero mi compromiso de que en los próximos años continuaremos esta gran labor de inclusión social.

Llegaremos a nuestro objetivo de alcanzar 1,300,000 nuevos afiliados y con ello cubrir el 100% de la población que debe ser atendida bajo este régimen subsidiado.

Otra gran barrera que hemos derribado entre las personas de bajos recursos y el acceso a la salud, son las cuotas de recuperación en los hospitales públicos.

Al eliminarlas, gracias a una inversión de más de 352 millones de pesos, nos aseguramos de que nunca ninguna persona tenga que acudir a un centro de salud publica pensando en como va a pagar el servicio que reciba.

Me complace confirmarles que ya está previsto que en 2014 se destinen más de 600 millones del presupuesto para seguir garantizando la atención gratuitataen nuestros Hospitales.

Quiero enfatizar aquí que, desde que eliminamos esos pagos que debían hacer los pacientes, hemos visto un aumento importante en la afluencia de personas; y el último cuatrimestre de 2013, momento en que se eliminaron las cuotas, finalizó con 367,000 atenciones más que el año anterior. Es razonable suponer que tras esta cifra hay un gran número de personas que antes no podían acceder a la sanidad y que ahora reciben la atención que necesitan.

Además, junto a estas medidas, hemos realizado un esfuerzo adicional, enfocado a alcanzar a grupos de pacientes que tradicionalmente tenían dificultades para acceder a la atención necesaria. Por eso, hemos destinado 2,000 millones de pesos al Fondo Para Enfermedades Catastróficas, tal como fue nuestra palabra.

Esto ha supuesto que el año pasado  8,900 pacientes no hayan tenido que hacer frente solos a los altos costos de sus medicamentos específicos.

Y para el 2014 hemos destinado 500 millones de pesos adicionales a este mismo fondo.

Ha sido también el caso de los enfermos de VIH-SIDA, a los que hemos dado una garantía de tratamiento gratuito, con una inversión de más de RD$79 millones en antirretrovirales.

Se ha mantenido una cobertura de vacunación superior al 95% que ha permitido que nuestro país pueda considerarse ya libre de afecciones como la difteria, el tétano neonatal, el poliovirus salvaje, el sarampión, la rubeola y el síndrome de rubeola congénita.

De la misma forma, se ha logrado un descenso notable de la mortalidad por Tuberculosis, que se ha reducido casi el 37%, al tiempo que ha aumentado notablemente la tasa de curación, alcanzando el 82% de los casos tratados, a quienes, por supuesto, hemos facilitado atención gratuita.

Además, nuestro país fue reconocido este año por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la salud con el galardón de país campeón en el control de la malaria, al lograr una reducción de 62.5% en la mortalidad asociada a esta enfermedad.

Por su parte, la ya bajísima incidencia del cólera  con una tasa de 0.01% casos por 100,000 habitantes nos perfila prácticamente como un país libre de esta afección.

En cuanto a las infraestructuras sanitarias, estamos dando grandes pasos para acercarlas a la gente, con 34 nuevas unidades de atención primaria repartidas por todo el territorio nacional.

Además del remozamiento y equipamiento de 18 centros de primer nivel.

También se avanzó en la puesta en funcionamiento de  nuevos hospitales públicos como el hospital provincial de Monte Plata, el de Matancita de María Teresa Sánchez, el Partido de Dajabón, el de Baítoa y Hato del Yaque en Santiago o el hospital Peralta de Azua y Salinas en Barahona.

También vale la pena resaltar la apertura del centro de diálisis peritoneal, en el Hospital José María Cabral y Báez, de Santiago, para dar servicio a cientos de pacientes con deficiencias renales.

En concreto, con todas estas nuevas instalaciones este año hemos sumado 775 camas adicionales al sistema de salud.

 

Señoras y señores,

Si bien todos estos indicadores y obras son muy importantes, quizá el cambio más profundo que estamos realizando en materia de salud es el menos visible.

Me refiero a la transformación del modelo de atención.

La creación de la Red Única de Servicios de Salud y la descentralización significará que,en un futuro muy próximo, no será el paciente quien se acerque al sistema sanitario, sino la atención sanitaria quien se acerque a nuestra gente.

Estamos trabajando en la racionalización y uso eficiente de nuestras infraestructuras, así como en la profesionalización de nuestros  recursos humanos para lograr este cambio.

Y quiero enfatizar que ese capital humano es parte fundamental en este proceso y no daremos ni un solo paso sin contar con ellos.

Porque sabemos que la esencia de un sistema de salud exitoso son personas cuidando de personas.

Como arte de este esfuerzo de hacer llegar la salud a nuestra gente, a la fecha se ha realizado una inversión de más de RD$57 millones de pesos para contratar a 1,500 promotores de salud, que están llevando la prevención y la educación en hábitos saludables a todos los rincones de nuestro país.

En 2014 se tiene prevista la contratación de 1,500 promotores más.

Así estamos cada vez más cerca de cumplir con la meta de tener un promotor  por cada 100 familias.

Quisiera también mencionar aquí los excelentes resultados que nos ha brindado la gestión de la compra de medicamentos por parte de PROMESE-CAL, otro cambio sustancial que ya está dando sus frutos.

En concreto, en 2013 ahorramos cerca de 900 millones de pesos en este rubro, lo que equivale a un 62% del monto original proyectado. Esto se ha traducido ya en una reducción significativa de los precios de los medicamentos para nuestra población.

Así mismo,reafirmando nuestro compromiso de entregarle al país una Farmacia del Pueblo por municipio, este año se han abierto 51 nuevas farmacias del pueblo.

Finalmente, en el área de salud, quiero anunciar que hemos tenido significativos avances en el que era uno de nuestros principales objetivos de gobierno y de país. Este año, gracias a las mejoras realizadas en los servicios de urgencias obstétricas hemos conseguido reducir la mortalidad infantil en un 18% y la mortalidad materna en un 4%. En concreto, para mejorar la atención se puso en marcha el nuevo servicio de emergencias pediátricas de la maternidad de San Lorenzo de Los Mina, así como la maternidad Hugo Mendoza y el hospital pediátrico Reynaldo Almanzar, en la Ciudad de la Salud.

Junto a estos, tenemos también otros indicadores positivos para las madres, niños y niñas, entre los que destacan la constante reducción de la desnutrición infantil, que nos ha permitido cumplir ya con el objetivo del milenio en este ámbito, y la inclusión de las vacunas del rotavirus y neumococo en el plan nacional de vacunación, ambas de vital importancia para proteger a los más pequeños.

Aún nos queda, sin embargo, mucho camino por recorrer, tanto en el plano hospitalario como en el de la prevención del embarazo adolescente.

Esta es una realidad que ensombrece el desarrollo de nuestras niñas y a la que vamos a seguir haciendo frente con renovados esfuerzos y con todas las herramientas en nuestras manos.

Y quiero, en este punto, si me lo permiten, detenerme brevemente y dedicarles unas palabras a las mujeres dominicanas.

 

Queridas amigas,

Ustedes saben mi compromiso y el cariño incondicional que les profeso.

Y cuando digo esto quiero decir que las tengo siempre presentes.

Pueden estar seguras de que, en cada una de las políticas que ponemos en marcha, sus necesidades y sus demandas son nuestra prioridad.

Por eso, si hablamos de salud, pienso en las madres y sus hijos primero, porque son quienes más nos necesitan.

Si hablamos de educación, quiero que las niñas tengan acceso y que las madres puedan dejar a sus hijos en la tanda extendida y seguir aprendiendo.

Quiero que sean universitarias y profesionales de éxito, con las mismas oportunidades que los hombres.

Si hablamos de programas sociales, sé bien que las mejores administradoras son las madres y, por eso, ellas son las receptoras prioritarias de esas ayudas.

Si hablamos de crédito, nadie como las mujeres sabe sacar partido al dinero y montar un pequeño negocio que dé de comer a sus hijos, por eso en banca solidaria más del 70% de las clientes son mujeres.

Pero también si hablamos de derechos y de seguridad, ustedes son la prioridad, y estamos trabajando para protegerlas, con todos los medios a nuestro alcance, de todas las formas de violencia y desigualdad.

El camino es largo y nuestra cultura arrastra aún muchos hábitos que nos condenan al atraso, pero seguimos trabajando y mejorando los servicios del Estado, día a día, para reducir esa brecha de injusticia.

Seguimos creyendo que frente al flagelo de la violencia contra la mujer, la única respuesta posible es Tolerancia Cero y lo seguiremos defendiendo ante la cobardía de unos pocos, que ensucian con sus actos la dignidad de los hombres dominicanos.

Sabemos que aún estamos lejos de nuestra meta final, que es llevar estas cifras a cero, pero nos llena de esperanza poder decir que este año, por primera vez en largo tiempo, la cifra de feminicidios descendió.

Durante 2013 se redujeron en un 28% el número de víctimas mortales y nuestro esfuerzo para mantener esta tendencia no va a cesar.

Por su parte, el Ministerio de la Mujer ha ampliado su cobertura este año para dar respuesta a las víctimas de la violencia intrafamiliar, al tiempo que ha mejorado la capacitación de más de 700 servidores públicos, para mejorar la calidad de la atención a dichas víctimas.

No les quepa duda. Este gobierno no va a dejar solas a las mujeres dominicanas.

Va a estar siempre a su lado, apoyando sus esfuerzos por salir adelante y su lucha por la equidad.

Y de la misma forma en que no vamos a dejar solas a las mujeres de nuestro país, tampoco nos olvidamos de aquellos que son la energía y el impulso de nuestro futuro; me refiero a los jóvenes.

Nos llena de orgullo que nuestro país haya sido elegido este año por la Organización Iberoamericana de la Juventud como Capital Iberoamericana de la Juventud, en reconocimiento a los proyectos que viene desarrollando el país en materia de juventud, como es el caso de Comunidad Joven; la lucha contra el analfabetismo, la inserción laboral y todos los procesos de participación y de políticas públicas.

Este año, el Ministerio de la Juventud ha logrado un avance ssignificativo en la conformación del Sistema Nacional de Juventud, que ya aglutina a 25,000 jóvenes en 70 municipios del país.

Este sistema está llamado a garantizar la participación de nuestros jóvenes en el diseño de políticas públicas, en la construcción de una sociedad civil activa y en la búsqueda de soluciones conjuntas para el desarrollo del país.

Igualmente, con programas como Mi Comunidad Joven, se está fomentando en todo el país la cohesión social y la convivencia pacífica, en torno a actividades realizadas por los jóvenes para el beneficio de toda la comunidad.

Me complace, además, anunciarles que en los próximos meses iniciaremos en el país una serie de diálogos entre jóvenes, nacionales e internacionales, que deseamos nos ayuden a conocer en detalle sus demandas y necesidades, para poder seguir dándoles una mejor respuesta.

 

Amigos y amigas,

Al asumir la Presidencia de la República les di mi palabra de que este sería un Gobierno que cumpliría sus promesas.

Y que sería un Gobierno que estaría al lado de todos aquellos que les necesiten.

Por eso, cuando combatimos la pobreza y la desigualdad, lo hacemos porque entendemos que es obligación del Estado responder como una red de seguridad cuando las circunstancias golpean a nuestra gente.

Es su derecho y nuestra responsabilidad.

Y ahí no hay espacio para el populismo ni para los colores partidarios.

Nuestro único criterio es llegar a quien realmente nos necesita, esté donde esté.

Las políticas sociales promueven la equidad y el fortalecimiento de una ciudadanía activa y participativa.

Y en este punto quisiera agradecer el trabajo incansable de la Vicepresidenta, Margarita Cedeño, que es la encargada de que esos programas sociales se manejen con responsabilidad y de acuerdo a los estándares de transparencia que son nuestra seña de identidad.

Mencionaré como ejemplo su programa más conocido:  Progresando con Solidaridad, que a lo largo de 2013, ha beneficiado a 77,258 nuevos participantes, sobrepasando así la meta programada.

Además, para este año está previsto que llegue a 25,000 personas más.

Con esta iniciativa estamos fortaleciendo a los sectores con más carencias, mientras logran incorporarse a la dinámica económica y social integradora.

Dicho de otra forma, les tendemos una mano, para que, poco a poco, logren superarse y salir adelante por sí mismos.Sin embargo, nuestro apoyo a las comunidades no se ha limitado a estos programas.

Estaremos siempre al lado de las poblaciones más vulnerables; pero no queremos para ellos una solución temporal, que los lleve el próximo año de vuelta a la precariedad.

Aquí también hemos comenzado a hacer lo que nunca se ha hecho. Garantizarles una solución definitiva, que les permita iniciar un nuevo camino, lejos del miedo y la incertidumbre.

Eso es lo que está ocurriendo ya con los vecinos de los pueblos de Boca de Cachón y la Barquita, que necesitaron ayuda ante las crecidas del Lago Enriquillo y del río Ozama.

Estas son dos de las zonas que más han sufrido en los últimos años los efectos de los fenómenos naturales.

Hemos visitado frecuentemente a estas personas y escuchamos sus historias de cosechas perdidas, casas inundadas y desesperanza en el corazón.

Sin embargo, hoy podemos decir que todo eso está cambiando para siempre.

En concreto, en Boca de Cachón, la ejecución directa y rápida del proyecto por parte del Gobierno ha significado que 560 familias recibirán las llaves de sus nuevas casas el próximo 30 de marzo. Este proyecto ya es una realidad.

Dentro de un mes, a todos los afectados por la crecida del lago se les entregarán, de manera totalmente gratuita, viviendas dignas de tres habitaciones, con aislante térmico, que contarán con un huerto propio y que, en los casos necesarios, han sido habilitadas para personas con discapacidad.

De la misma forma, La Nueva Barquita avanza a paso firme y de la mano con la comunidad.

Está previsto que la primera etapa de este ambicioso proyecto de transformación se complete en el primer semestre del 2015. 

Eso significa que habremos finalizado más de 60 edificios y buena parte de la infraestructura básica.

El proyecto completo será entregado a finales del año 2015.

En ambos casos, nuestro objetivo es que estas comunidades se conviertan en dos modelos para todo el país.

Es decir que, en el futuro, cuando se acometa un proyecto de rehabilitación o de construcción, se pueda mirar a Boca de Cachón y a La Barquita y encontrar en ellos el ejemplo de cómo deben ser, respectivamente, un pueblo rural y un barrio urbano en la República Dominicana.

Son comunidades sostenibles ecológica, social y económicamente.

Comunidades con todas las instalaciones necesarias para una convivencia saludable y segura.

Pero, por encima de todo, son proyectos de transformación social en los que estamos trabajando, de la mano con las comunidades, para eliminar, en todas sus formas, los obstáculos que perpetúan la desigualdad y la pobreza.

 

Señoras, y señores,

Quiero señalar también que el apoyo del gobierno en la construcción de viviendas dignas para nuestra gente no se limita a estas dos iniciativas.

Otra importante acción, que beneficia a las clases populares al mismo tiempo que ayuda a activar la economía, es la construcción de viviendas económicas.

Esta expansión abarca tanto al sector público como al sector privado, que se ha beneficiado de los incentivos dispuestos por el gobierno, como la exención del ITBIS en la compraventa de viviendas populares bajo el amparo de la Ley que creó la figura del Fideicomiso.

Por su parte, el Instituto Nacional de Vivienda, construyó  1,008 viviendas durante el año 2013 en 13 proyectos distintos, que dieron un hogar a 3,120 personas.

También se avanzó en la ejecución de otras 800 en 11 proyectos más,  enmarcados en la ejecución del Proyecto Integral de Desarrollo Urbano.

 

Señores y señoras,

Como hemos señalado en muchas ocasiones, la mejor política contra la pobreza y por el desarrollo de nuestra gente es la creación de empleo.

Solo garantizando un medio de vida digno para nuestra población y haciendo surgir una clase media con recursos y capacidad de compra, lograremos alcanzar nuestras metas de desarrollo con justicia social.

¡Por eso, dominicanos y dominicanas, en nuestro país, ha llegado la hora del empleo!

Crear nuevos puestos de trabajo dignos y formalizar los existentes es y seguirá siendo nuestro principal objetivo durante el 2014 y el resto del periodo.

Pero, además, ha sido una de nuestras metas cumplidas en 2013.

Según los datos del Ministerio de trabajo y del Banco Central, este año se han creado alrededor de 100,000 empleos formales en nuestro país, lo que significa que estamos camino a cumplir nuestro objetivo de crear 400,000 empleos durante nuestro periodo de gobierno. 

Para lograrlo, estamos aplicando una estrategia doble: por un lado hemos reforzado y revitalizado los sectores tradicionales de nuestra economía, como son el campo, el turismo y las manufacturas.

Por otro, hemos avanzado en integrar a nuevos sectores sociales en la economía formal.

Por ejemplo, apostando por nuestros pequeños emprendedores, que a veces solo necesitan ese primer crédito para poner en marcha su negocio.

O realizando obras públicas, que generan empleo masivo, al tiempo que modernizan nuestra infraestructura.

Además, en nuestras llamadas “visitas sorpresa”, cada  vez que llegamos a una comunidad, los vecinos pueden dar fe de ello, nuestro primer objetivo es buscar las posibilidades de crear más trabajo y mejores ingresos para nuestra gente.

 

Amigos y amigas,

Como saben, este Gobierno tiene el firme compromiso de cambiarle el rostro al campo dominicano.

Esta es una promesa que he renovado personalmente, semana tras semana, visitando a comunidades y productores en cada una de nuestras provincias.

En 2013 hicimos 55 visitas sorpresa en todo el país.

En estas comunidades asumimos 355 compromisos.

Compromisos que se han traducido en inversiones por más de 8,600 MM, los cuales han generado 35,000 empleos.

Con la colaboración del FEDA, el Instituto Agrario Dominicano, el Ministerio de Agricultura, y el Banco Agrícola estamos impulsando la producción de 28 rubros diferentes, entre los que se encuentran: banano orgánico, aguacate, cilantro, orégano, miel, chinola, vegetales de exportación, jengibre, tayota, ñame, chocolate, café, lácteos, pollos, huevos, conejos, chivos, ovejos y ganadería de doble propósito, entre otros. 

En cada una de las comunidades que visitamos, hemos apostado por la asociatividad, otorgando apoyo financiero y acompañamiento, solo a través del FEDA, a 89organizaciones de productores distintas.

En todas las regiones del país hemos dado apoyo con créditos, con asesoramiento, con infraestructura, con oportunidades de mercado y con todas las herramientas en nuestras manos.

Es el caso, por ejemplo, de los 700 productores de cebolla de Palenque, que no habían logrado salir adelante desde que pasó el huracán George y a los que apoyamos con 12 millones y medio de pesos de financiamiento.

Eso fue suficiente para que ellos hayan vuelto a producir.

Lo mismo ocurrió con la producción de casabe de Monción, de la que dependen directa e indirectamente más de 4,500 familias.

Con el financiamiento que se les entregó en junio ya han modernizado sus hornos y mesetas, han comprado nueva maquinaria y esperan duplicar su producción.

Y esto son solo un par de ejemplos.

Hemos apoyado también a cafetaleros, a productores de aguacate, a ganaderos, productores de arroz, productores de chinola y auyama, maní, etc.

En fin, a miles de hombres y mujeres que han vuelto a cultivar su tierra y a ver su negocio prosperar.

 

Amigos y amigas,

 

¡¡El campo dominicano también está viviendo una auténtica revolución!!

En 2013 hemos visto la producción del sector agropecuario crecer un 16.5% con relación al 2012 y hemos logrado que nuestras exportaciones superaran la barrera de los 1,200 millones de dólares.

La dinamización del sector se reflejó en su incremento dentro del PIB Agropecuario que pasó de 5.2% a 8.3% como resultado del  aumento de 3.8% en la producción agrícola y 2.2% en la ganadera.

Para lograr esta gran transformación en un tiempo récord, nos enfocamos en 4 ejes fundamentales:  Seguridad alimentaria, fomento y expansión de agro exportaciones, mitigación de la pobreza rural y  fortalecimiento y transparenciainstitucional.

La producción nacional totalizó casi 114 millones de  quintales de alimentos producidos en un área de 5 millones 722 mil tareas sembradas.

Dentro de este incremento se destacan los volúmenes de producción alcanzados por algunos rubros específicos como la producción de más de 14 millones de quintales de hortalizas, más de doce millones de qintales de arroz y cerca de un millón y medio de quintales de leguminosas.

La producción de bananos ascendió a 250 mil toneladas métricas, generando ingresos por encima de los 230 millones de dólares. El cultivo de vegetales bajo invernadero ascendió a 122.5 millones de libras de las cuales 84,6 millones, es decir, un 70%, se comercializaron en los mercados internacionales, produciendo ingresos por 96 millones de dólares.

El incremento en la producción agropecuaria fue resultado del programa de actividades realizadas por el Ministerio, que incluyeron la preparación de 837,822 tareas de tierra; la distribución de 18,763 quintales de semillas de leguminosas y maíz; la entrega de 39,323 libras de hortalizas; así como el suministro de 2,605,275 unidades de plantas in vitro y cormitos de guineos y plátanos; 5,150,400 unidades de cepas de guineo y plátano; 2,710,660  de plántulas de cacao y 75,672 de coco.

Se ejecutaron unas 485,778 intervenciones y asistencias técnicas en apoyo a los procesos de cultivo.

Para impulsar los agronegocios de exportación, el ministerio realizó servicios de enlace entre productores y comercializadores internacionales, además de la introducción  y acompañamiento en más de 20 misiones comerciales con productores de todo el territorio nacional.

Tal como fue nuestro compromiso, se han reparado y mejorado unos 3 mil kilómetros de caminos productivos en 27 provincias del país.

En el segmento de desarrollo comercial se rediseñó el Programa de Pignoración para arroz y cebolla, asumiendo el pago de cerca de 600 millones por intereses de financiamiento y con un plan de comercialización para mejorar la rentabilidad del sector.

En junio del 2013 la Dirección General de Riesgos Agropecuarios inició su gestión de administración del programa de subsidio al seguro agropecuario y asistencia a la seguridad alimentaria, asumiendo una porción de las pólizas de 12 productos básicos por más de 54 millones de pesos, lo que benefició a 6 mil 268 pequeños productores.

Las acciones para incrementar la competitividad y las exportaciones incluyeron la implementación de programas de aplicación de plaguicidas y manejo integrado de la Sigatoka Negra en el banano, así como la renovación de cafetales con variedades de semillas resistentes a la enfermedad de la roya.

En la producción de cacao, la asistencia técnica se enfocó en innovación en las técnicas de producción y la rehabilitación de plantaciones, incrementando las exportacionesa68 mil toneladas métricas, generando ingresos por unos 150 millones de dólares.

En el sector pecuario se iniciaron las exportaciones cárnicas a los mercados internacionales de China y Surinam, preámbulo de las gestiones en proceso para el mercado de los Estados Unidos.

La modernización en los procesos de inocuidad y una mayor efectividad de controles sanitarios Produjeron el levantamiento de los requisitos de inspección automática a las exportaciones al mercado de Estados Unidos, que se había mantenido por un período de 25 años, abriendo una ventana comercial a los productos dominicanos. 

Y para el 2014, la Reconversión Agrícola del Valle de San Juan se vislumbra como el proyecto de mayor relevancia, que contará con el financiamiento del Banco Interamericano

de Desarrollo, por un monto de 38.3 millones de dólares.

En su primera fase se instalarán 500 mil metros cuadrados de invernaderos, para la producción de vegetales frescos destinados a la exportación y al mercado local.

Se estima que este proyecto beneficie a 30 mil agricultores,  impulsando el desarrollo económico y social de toda la región Sur, a través del encadenamiento productivo y la demanda de servicios de otros sectores como transporte, manufactura y servicios.

 

Señoras y señores,

De la misma forma, podemos asegurar que en la República Dominicana estamos convirtiendo el crédito en un derecho.

Al final del periodo, el problema del crédito agropecuario será un problema más que habremos resuelto. 

Este año, las tasas de interés para la producción agropecuaria han caído hasta el 9,5%. El aumento en la producción agrícola impulsó la demanda de préstamos del sistema financiero, recibiendo capitales frescos que superaron los RD$10,500 millones y se liberaron RD$4,000 millones del encaje legal para el sector agrícola.

El Banco Agrícola formalizó préstamos por un monto de 14 mil 680 millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 131,8% en relación a lo registrado el año anterior.

Se beneficiaron 41 mil 288 pequeños y medianos productores asociados e individuales, que en conjunto trabajan 1 millón 364 mil 544 tareas de tierra.

Asimismo, el índice de morosidad disminuyó de 31,9% en 2012 a 10,71% en 2013.

En definitiva, el Banco Agrícola ha sido capitalizado como nunca antes, ha más que duplicado el volumen de créditos y tiene ahora una cartera mucho más saneada.

Además, a través del Banco Central, 815 productores agropecuarios recibieron también 3 mil 425 millones en préstamos.

Cabe destacar que una parte significativa de este financiamiento se ha dirigido a apoyar a la agricultura de exportación.

En concreto, se destinaron 440 millones de pesos para aumentar las exportaciones de bananos, 200 millones para los exportadores de vegetales, orientales y 120 millones para los exportadores de vegetales de invernadero.

 

Amigos y amigas,

 

También la infraestructura del agua ha vivido grandes avances en todo el país.

 A través del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados, que ha contratado este año más de mil  profesionales, se han emprendido más de 400 proyectos de rehabilitación de acueductos y alcantarillados, ampliación de redes, construcción de nuevos acueductos y recuperación de alrededor de  700 minisistemas.

Gracias a ello, se ha logrado aumentar en más de 60 millones de galones el servicio de agua diaria, beneficiando a más de un millón 100 mil dominicanos.

 Y entre ellos, muy especialmente, a cerca de 200 mil que nunca antes habían recibido el apreciado líquido.

 En cuanto al Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, durante 2013 ha puesto en ejecución un total de 32 proyectos, 319 obras hidráulicas menores y 109 rehabilitaciones.

 Entre estos proyectos destacan los destinados a construcción y reparaciones en los sistemas de riego, que incluyen diversas obras para llevar el agua hasta las parcelas, destacándose entre éstas, la limpieza de más de  2 mil 400 kilómetros de canales y drenes.

 Esto ha beneficiado a más de 37 mil 500  usuarios en los Distritos de Riego Bajo Yaque del Norte, Bajo Yuna, Valle de San Juan, Haina-Higuamo, Lago Enriquillo, Yaque del Sur, Yuna-Camú y Valle de Azua.

También se realizó la limpieza a mano de 6 mil 250 kilómetros de canales y drenes más y la rehabilitación de casi 3 mil kilómetros de bermas y caminos, que benefició a más 45 mil usuarios.

 La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo, por su parte, realizó 56 proyectos de rehabilitación y saneamiento, que llevaron un mejor servicio de agua a los más de un millón de residentes en el Gran Santo Domingo. Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente también superó la meta que se había propuesto este año, logrando plantar más de

12 millones de árboles en tierras deforestadas de las cuencas hidrográficas del país.

 Señores miembros de la Asamblea Nacional,

 Es verdad que hemos dado un gran impulso a nuestras zonas rurales, pero en ningún caso nos hemos olvidado de nuestra población urbana y muy especialmente, de nuestros pequeños emprendedores.

El crédito no solo está convirtiéndose en un derecho para los productores del campo.

 También lo estamos extendiendo a nuestros pueblos y ciudades, cubriendo todo nuestro territorio nacional con nuevas oportunidades para el empleo.

 Y es que los micro, pequeños y medianos empresarios son una pieza clave de nuestro desarrollo económico.

 Juntos, constituyen el 97% de nuestro tejido empresarial.

 Son el principal motor del empleo, son la factoría más grande y productiva de nuestro país.

 Por eso es trascendental hablar de las mipymes y trabajar para ellas.

 Porque de su éxito o su fracaso depende el bienestar de cientos de miles de familias, especialmente en los estratos económicos más humildes.

 Es una prioridad de nuestro gobierno que ese sueño de tener un pequeño negocio, de crecer, de crear empleo y de salir adelante sea realidad para miles de dominicanos y dominicanas.

 Esto no hubiera sido posible sin el apoyo, entusiasta y eficiente, de la recién creada Banca Solidaria, que ya ha otorgado créditos por valor de RD$3,456 millones.

 Créditos que han permitido a 71,236 emprendedores, la mayoría mujeres, poner en marcha iniciativas productivas en toda la geografía nacional.

 Esto fue posible por la apertura de 46 sucursales de Banca Solidaria en todo el país.

 Quisiera también destacar que la tasa de recuperación de estos créditos ha sido de un 99%.

 Esto prueba que cuando dijimos en el año 2000, "los pobres no son mala paga"  estábamos en lo cierto al confiar en nuestra gente, porque sí son buenas paga.

 A esto hay que sumar los casi 3 mil 139 millones de pesos que el Banco Central ha distribuido entre 1 mil 685 pequeños y medianos empresarios del sector comercial.

 Y los 452 millones de la Fundación Reservas del País que, a través de las entidades de microcrédito a las que presta, ha facilitado el otorgamiento de 10 mil 700 préstamos a microempresarios y microempresarias.

 Se calcula que estos préstamos generan más de 19 mil  empleos en 20 provincias del territorio nacional.

Este año avanzamos en otro de nuestros grandes objetivos, la formalización de nuestras micro y pequeñas empresas.

 Gracias a las facilidades administrativas contempladas en la Estrategia Integral de Apoyo a las PYMES, se han formalizado 58 mil 635 nuevos negocios.

 De estos, casi 9 mil lo han hecho a través de la Ventanilla Única de Formalización, que entró en funcionamiento este año.

 Sin embargo, entendemos que no se trata sólo de acceso al crédito y al asesoramiento.

 Muchas veces lo único que necesita una empresa es un cliente confiable.

 Y, en consecuencia, la Ley de compras se ha encargado de convertir al Estado, el primer cliente del país, en un socio responsable y transparente de los empresarios nacionales de cualquier tamaño, especialmente de los pequeños.

 Para que se hagan una idea, solo en estos doce meses, el número de proveedores del Estado ha aumentado un 600%.

 En concreto, en el sector mypimes, se certificaron 6 mil 377 empresas para ser proveedoras del Estado.

 Esto permitió que en 2013 el total de compras públicas a las micro, pequeñas y medianas empresas superara, por primera vez, los 60 mil millones de pesos.

 

Amigos y amigas,

 

No podemos olvidar que una gran parte del dinamismo de nuestra economía gira en torno al turismo.

 Por eso me alegra anunciar que cada vez nos acercamos más a la meta de consolidar el turismo como uno de nuestros principales motores de crecimiento.

 En 2013, la República Dominicana recibió un 5% más de visitantes y los ingresos derivados de estos turistas aumentaron un 9.8%.

En cuanto al número de turistas de cruceros, uno de nuestros objetivos de mercado, éste aumentó en un 6.4%.

 Durante 2013 siete nuevos complejos hoteleros abrieron sus puertas, agregando 1 mil 700 habitaciones al inventario existente.

 En este periodo, el Consejo de Fomento Turístico aprobó 34 nuevos proyectos, lo que sumó una inversión de más de 1,300 millones de dólares, que serán ejecutados en los próximos años.

 Las inversiones aprobadas aportarán más de 11 mil nuevas habitaciones a nuestra oferta turística.

 Se calcula que esto supondrá la creación de más de 16 mil empleos, sin contar los creados en la etapa de construcción de los proyectos.

 Otro proyecto emblemático en el ámbito turístico que avanza a buen ritmo es el remozamiento de la Ciudad Colonial de Santo Domingo, que inició en julio y que, una vez concluido, estamos seguros, dará un impulso sin precedentes al turismo capitalino.

 Nuestra Ciudad Colonial está llamada a convertirse en un polo de atracción para el turismo urbano y cultural, además de constituir un referente de orgullo nacional, por la riqueza arquitectónica de nuestro pasado histórico.

 Por otra parte, el ministerio de turismo finalizó también las obras en el malecón turístico de Barahona y la reconstrucción de la Carretera Sánchez-Las Terrenas, que darán un nuevo impulso a ambos destinos.

 

Señoras y señores,

 

Como sabemos, además de nuestra envidiable geografía, un gran valor que la República Dominicana tiene como destino es la alta conectividad entre nuestros puertos de llegada con el conjunto del país.

 Esta es, obviamente, una ventaja que también aprovechan otros sectores, como la agricultura y el comercio.

 Por eso ha sido tan importante el trabajo del MOPC de  terminar todo el circuito de carreteras del Este, que ahora conectan Punta Cana con la capital en menos de 2 horas, además de permitir el acceso en poco más de una hora a otras zonas turísticas clave, como son La Romana y Bayahíbe.

 Esto ya está dando un gran impulso a la expansión y diversificación del sector turismo en la Región Este.

 En concreto, el trabajo eficiente del MOPC hizo posible la entrega al sector turístico en el año 2013 de:

 1-El Boulevard Turístico del Este desde el Aeropuerto de Punta Cana hasta Uvero Alto

 2-La Circunvalación Romana

 3-La carretera san Pedro de Macorís-La Romana;

 4-La Circunvalación San Pedro de Macorís;

5-La carretera de acceso a Uvero Alto

 6-Las calles, aceras, contenes y recolectores de agua pluviales, en Bávaro, Cabeza de Toro y Punta Cana.

 7-La Carretera “La Romana - Guerrero- Guaymate - Cruce el Pintao”

 Estas obras, en adición a la Carretera-Uvero Alto-Miches-Sabana de la Mar, que está en construcción y de la cual ya se han terminado sus primeros 20 kilómetros, serán fundamentales para el desarrollo de este importante polo de crecimiento turístico y productivo del país.

 Pero de igual modo, la Región Sur ha sido beneficiada con:

 1-La Carretera Cruce de Ocoa-Ocoa (Ocoa)

 2-El Puente de Sabana Larga (Ocoa)

 3-La terminación del Puente el Cayman (Pedernales)

 4-La carretera las 4 Bocas-Arroyo Dulce (Barahona)

 5-Puente de Las Carreras o Puente de losPilones (Peravia)

 6-Puente Roco Capano (Azua)

 7-La Carretera Aguas Negras-Mencia (Pedernales)

 8-La carretera Niza-Yaguate (San Cristobal)...

 Entre otras.

 

Y junto a estas obras finalizadas, se trabaja ya en:

 1-La Circunvalación de Azua,

 2-La Carretera Baní-Azua

 3-La Carretera Azua-Barahona

 

4-La Carretera Barahona-Enriquillo,

 

Entre otras muchas.

 

Estas obras impactarán en el desarrollo agropecuario y el comercio de la región Sur, y abrirán las puertas para que esta región inicie sus primeros pasos en el desarrollo del turismo, al contar con una infraestructura vial que motive a los visitantes locales y extranjeros a descubrir las bellezas de la zona.

En la productiva Región del Cibao, también hay importantes obras de infraestructura, entre las que destacan:

 1-La Carretera Villa Los Almácigos-El Pino-Partido (Dajabón)

 2-La carretera Botoncillo-Buen Hombre (Montecristi)

 3-Carretera crucede Copey -Manzanillo   (Montecristi)

 4-Carretera Salcedo-Montellano (Hermanas Mirabal)

 5-San Francisco-Villa Tapia (San Francisco)

 6-Hato Nuevo-Crucero-El añil (La Vega)

 7-Carretera Las Cabuyas-Villa Tapia (Hermanas Mirabal)

 8-Carretera San Luis-El aguacate (Provincia Espaillat)

 9-Carretera Nagua-Arroyo al Medio (María Trinidad Sánchez)

 10- El malecón de Cabrera (María Trinidad Sánchez)

 11-El puente Jatubey (Monseñor Nouel)

 12- Puente Novillero-Luperón (Puerto Plata)

 13-Camino Vecinal el Limón y los Tocones (Samaná)

 14-La Circunvalación Norte de Santiago (Santiago)

 El impacto en el desarrollo económico, comercial y social que tendrán estas obras en lo inmediato, asegura para toda la región del Cibao un futuro de bienestar y prosperidad, cuyos resultados se verán en el corto plazo.

 Por su parte, en el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional ya se han construido:

 1-El Paseo Marítimo 30 de mayo (DN)

 2-El distribuidor de la Ecológica (SDE)

3-La recuperación del Puente de Sánchez (DN-SDE)

 4-La recuperación del Puente Duarte (DN-SDE)

 5-La recuperación del Puente Sabana Perdida (SDN-SDE)

 6-El edificio del CAID (SDO)

 

Además, se ha ejecutado un amplio plan de señalización, mantenimiento vial y asfaltado.

 También hay otras muchas obras en construcción en la capital, entre ellas la Circunvalación de Santo Domingo, cuyo tramo I será inaugurado en noviembre de este año 2014.

 Por otra parte, en 2013 el Ministerio de Obras Públicas también ha implementado el patrullaje de carreteras, llevándolo hasta el corredor Santo Domingo-Puerto Plata, Santo Domingo- Pedernales, Santo Domingo-Samaná y Santo Domingo-Uvero Alto.

 Este patrullaje ha  atendido 18 mil solicitudes de asistencia en las carreteras en estos 12 meses.

 En suma, podemos decir que este año, más de 8 mil kilómetros carriles en todo el país han sido intervenidos por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

 Y, por supuesto, como resultado de todos estos proyectos, las obras públicas han creado más de 10,000 empleos directos y miles de empleos indirectos en todo el país.

 En cuanto a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, ha desarrollado numerosas obras de infraestructuras entre ellas se destacan El Hospital de la Diabetes y Nutrición, el edificio de la Cultura y Plaza comercial en San Juan de la Maguana.

 El Subcentro de Salud y el Centro comunal en el Municipio de Salinas en Barahona.

 La rehabilitación de la Carretera Cruce de Salinas Batey 6, también en Barahona.

 La rehabilitación de la Carretera Cambita el Pueblecito - Rio el Tablazo en San Cristóbal.

 La rehabilitacion de la carretera cruce de Esperanza Montecristi.

 Rehabilitación de la Carretera Moca Salcedo.

 Rehabilitación  de la carretera Salcedo - Tenares.

Construcción de la Plaza comercial del antiguo mercado de San  Francisco de Macorís.

Pueblo Dominicano,

 

Este año 2014 se iniciaran entre muchas otras grandes obras 5 que tendrán un gran impacto económico y social en la Republica Dominicana, 2 de las cuales ya se iniciaron, me refiero a las siguientes obras:

 1- La carretera San Juan - Santiago que conectara las regiones Norte y sur del País;

 2- La autopista Navarrete - Puerto Plata, que dará un impulso al turismo de la región norte;

 3-La ciudad Juan Bosch en la zona oriental de Santo Domingo, el cual será un proyecto público - privado en el que se construirán 25,000 viviendas populares, al amparo de lo beneficios que ofrece la ley de fideicomiso; 

 Y finalmente 2 proyectos mas que ya se iniciaron, me refiero a la Presa de Monte Grande en Barahona que beneficiara a las provincias de Barahona, Bahoruco e Independencia, incrementando significativamente la producción agrícola y llevando agua potables a los hogares de dichas provincias;

 Y por último la extensión de la segunda línea del metro de Santo Domingo hasta la zona Oriental. 

 Seguimos hablando de dinamismo económico y, por supuesto, no podemos olvidarnos del  sector industrial.

 Hemos mantenido con este sector un diálogo franco desde hace 16 meses que ha permitido grandes avances.

 Entre ellos, la puesta en marcha de la Ventanilla Única de Comercio Exterior y la creación de la Dirección de Encadenamientos Productivos en PROINDUSTRIA.

 Este año, además, la inversión ha sido especialmente importante en las zonas francas.

 En el primer año de gobierno se han aprobado 64 nuevas empresas, 12 parques y 16 ampliaciones, lo que ha supuesto más de 10 mil nuevos puestos de trabajo.

 Por otra parte, muchas industrias nacionales se han visto beneficiadas por la política de este gobierno de dar prioridad a  la compra de productosnacionales.

 Por ejemplo, a través del INABIE se abrió una licitación por la que 22 pymes textiles se ganaron el derecho a fabricar 233 mil pantalones, 243 mil camisas y 304 mil medias y mochilas para suministrar a nuestras escuelas.

 Sin mencionar los cientos de sorteos de obras, encabezadas por la construcción de aulas y estancias infantiles, que han permitido a una gran cantidad de ingenieros trabajar por primera vez para el Estado.

 Adicionalmente, en el presente año, un total de 17 empresas de zonas francas han anunciado la ampliación de sus operaciones en el país, incluyendo multinacionales como Timberland, Hanes, Covidien, Eaton y Gildan, entre otras.

Estos nuevos proyectos generarían más de 25 mil empleos nuevos, y una ocupación de instalaciones industriales superior a los 500 mil pies cuadrados.

El actual proceso de reconfiguración económica internacional, posiciona a la República Dominicana como uno de los principales destinos para la recepción de nueva Inversión Extranjera Directa.

 De acuerdo al reporte de Stratford Intelligence la República Dominicana es uno de los 16 países del mundo que están llamados a suceder a China como la “fábrica del mundo”. El gobierno también va a hacer su parte para favorecer este crecimiento, apoyando al sector exportador con la próxima creación de un Banco de Desarrollo y Apoyo a las Exportaciones.

 

Dominicanos y dominicanas,

 Somos conscientes de que, para que la economía dominicana se desarrolle en toda su capacidad, tenemos que resolver, de una vez y para siempre, las carencias de nuestro sistema eléctrico.

 He declarado públicamente, y aquí lo reafirmo, que este tema quedará solucionado en 2016.

 De una vez por todas dejaremos atrás esta situación de precios altos y servicios deficientes.

Tal como les anunciaba el año pasado, hemos avanzado en 3 ejes fundamentales: El primero, ampliar la capacidad de generación y diversificar la matriz energética.

 El segundo, reducir las pérdidas y el tercero, mejorar la eficiencia en la gestión.

 Como ya saben, en los últimos meses licitamos la construcción de dos nuevas plantas de generación a carbón, que producirán 380 megavatios cada una, el proyecto se desarrolla en Punta Catalina de Baní.

Esto permitirá un ahorro anual de 450 millones de dólares en transferencias del gobierno al sector eléctrico.

Por otra parte, quiero anunciar hoy que la expansión de la producción de gas en los Estados Unidos promete una ocasión única de bajar los costes de generación.

Para aprovechar esta disponibilidad, se presentan avances sólidos en la conversión de las Plantas de la Compañía de Electricidad de San Pedro de Macorís, con una capacidad de 300 megavatios, para que generen en base a Gas Natural.

Esto incluye la construcción de una terminal flotante a cargo del sector privado que podrá tener capacidad para abastecer mil megavatios, con un gas natural disponible para el segundo semestre del año 2015. 

Se estima que estas plantas, que entrarán en operación desde que estén listas esas facilidades, producirán ahorros estimados en unos 100 millones de dólares anuales.

 Además, esta estrategia de conversión a gas natural podría extenderse a otras plantas y propiciar la construcción de nuevos proyectos de generación.

 Del mismo modo, se trabaja en el Cierre del Ciclo Combinado de la central Dominican Power Partners, con lo que se espera agregar 108 megavatios adicionales.

 Este proyecto tiene la ventaja de aprovechar la infraestructura existente y reducir el costo de producción.

 Será realizado por la empresa AES Dominicana, quien actualmente se encuentra en proceso de evaluación para elegir el contratista. Se estima que este proyecto esté finalizado en el primer trimestre del año 2016 y produzca ahorros de unos  50 millones de dólares anuales.

 Estos proyectos juntos a otros en fase de planeamiento o ya en marcha, representan una evolución radical de la matriz de generación, que permitirá encauzar la República Dominicana hacia el desarrollo sostenible del sector eléctrico.

 En total, calculamos que supondrán un ahorro de entre 800 y 900 millones de dólares anuales.

 En cuanto al segundo eje del plan estratégico del sector eléctrico que hemos diseñado, la reducción de pérdidas técnicas y no técnicas en las empresas distribuidoras, me alegra comunicarles que se cumplió con la meta establecida. 

 Las pérdidas se vieron reducidas en un 2.43% al cierre del pasado año, lo que es coherente con nuestro objetivo de llegar en cuatro años a un 25% de pérdidas, frente al 35.5% que recibimos. 

 Esto, que puede parecer un porcentaje pequeño, representa una economía para el Estado Dominicano entre 220 y 250 millones de dólares anuales.

 Por otra parte, durante el pasado 2013, se continuó con la ejecución del proyecto de rehabilitación de redes de distribución de electricidad, por un monto aproximado de inversión de más de mil 304 millones de pesos, de modo que operen con los más altos estándares de calidad.

 En tercer lugar, en referencia a la eficiencia del servicio les diré que este año se captaron 130 mil nuevos clientes y se incrementó en más de 10% los consumidores que pagan su energía.

 Además, la energía servida aumentó en 3.4% y el producto cobrado se incrementó en 8.8%.

 El trabajo realizado en estos tres ejes está orientado a garantizar la sostenibilidad de nuestro sector eléctrico y hemos calculado que, en total, suman un ahorro de entre 1,000 y 1,200 millones de dólares.

 Todas estas medidas permitirá tener un sector eléctrico que deje de depender de las transferencias que le hace el Estado y que provea energía de calidad y a buen precio para la población.

 Por último, quiero cerrar este tema anunciando que, como les prometí el 16 de agosto de 2012, este gobierno convocará a un Pacto Nacional sobre el tema eléctrico en este año, por la mediación del consejo económico y social.

 

Amigos y amigas,

 Quisiera hablarles ahora de otro tema clave para nuestro gobierno.

 Otra transformación que, aunque lentamente, avanza y apunta a redefinir lo que los ciudadanos pueden esperar del Estado. Me refiero al tema de la seguridad ciudadana.

 Durante mucho tiempo, vivimos en una sociedad en que la seguridad era un producto más que podía comprar el rico y quedaba deseando el pobre. 

 Cambiar esta cultura, que busca soluciones privadas a un problema público, es la tarea

que este gobierno ha tomado en sus manos.

 El pasado marzo presentamos una ambiciosa reforma de la seguridad, construida sobre dos pilares, la persecución y la prevención del delito.

 Para ponerla en marcha, hemos reforzado la presencia de las fuerzas de seguridad, con

1,288 nuevos policías y 300 nuevos AMET patrullando nuestras calles, junto a un despliegue de 5 mil militares.

 Asimismo, se consignaron más equipos, como los 311 nuevos vehículos, y 168 motocicletas, recientemente puestos en funcionamiento porla Policía Nacional.

 Además, en 2014 entrarán en servicio 320 vehículos y 780 motocicletas más, para dar

apoyo al nuevo sistema integrado de emergencias, el 9-1-1.

 Junto a estas medidas, hemos cumplido nuestra promesa, largamente anunciada, de dignificar la labor de los hombres y mujeres de nuestras fuerzas de seguridad, con un aumento salarial que alcanza hasta un 30% para los agentes que patrullan nuestras calles.

 Al mismo tiempo, para mejorar sus condiciones de trabajo, se están remodelando y construyendo 105 destacamentos policiales, de los cuales 8 ya están en servicio y los restantes serán entregados este año.

 En torno al pilar de la prevención,se destaca el programa Vivir Tranquilo, que ha trabajado en los barrios para capacitar a cerca de 3 mil jóvenes y ha habilitado 79 Centros Tecnológicos y Comunales, entre otras acciones encaminadas a mejorar la convivencia en áreas vulnerables.

 

Dominicanos y dominicanas,

 No les voy a hacer abrigar falsas esperanzas.

 No hay fórmulas mágicas para terminar con este complejo problema de la noche a la mañana.

 Este es un proceso ambicioso, de reforma integral, que tardará en hacerse sentir en toda su extensión.

 Sin embargo, las cosas están cambiando, poco a poco pero sin descanso, y ya tenemos los primeros indicios para probar que es así.

 En concreto, este año hemos visto un descenso en la cifra de víctimas mortales del 33% en las áreas de mayor criminalidad del país y del 13% en el promedio nacional.

 Si empleamos el indicador internacional en este sentido, es decir, la cifra de homicidios por cada 100 mil habitantes, nos encontramos que a finales del año 2013 este indicador se situó en 20 homicidios por cada 100 mil habitantes, y en el mes de enero se ha seguido reduciéndose, llegando ahora a 17 homicidios por cada 100 mil habitantes.

 Para que se hagan una idea, no se había tenido una cifra tan baja desde el año 2001. Aún no son las metas que deseamos, por supuesto, pero sí el comienzo de una tendencia que seguiremos empujando, día a día, barrio a barrio, calle a calle.

 Y para continuar en este camino, hay un proyecto que está llamado a tener un papel esencial.

 Me refiero al Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1, que entrará en funcionamiento este próximo mes de mayo.

 Este servicio supondrá una revolución en la atención a las emergencias en el país: rápido, eficiente, moderno, y para todos.

 En la sede del 9-1-1 estarán centralizados los servicios de respuesta de la policía, bomberos

y sanitarios para dar una atención rápida y adecuada a cada tipo de emergencia que los ciudadanos puedan presentar cuando llamen a este teléfono gratuito.

 Además, desde su centro de operaciones se tendrá acceso a  imágenes de videocámaras,que están siendo instaladas, de manera escalonada, en puntos estratégicos de los núcleos urbanos.

 En definitiva: Estamos transformando radicalmente la respuesta ante las emergencias para que ningún dominicano se sienta desamparado en caso de que sufra un accidente, sea víctima de un delito, o vea su casa en peligro por un incendio o un desastre natural. 

Les pido confianza, serenidad y responsabilidad, para librar juntos esta buena batalla por la convivencia y la seguridad.

 Solo de esa forma lograremos recuperar el espacio público para sus legítimos dueños, los ciudadanos dominicanos.

 Y en este punto, quiero mencionar a dos ministerios que tienen un papel muy importante en la construcción de convivencia pacífica, de valores y de una ciudadanía feliz y saludable.

Me refiero a los ministerios de cultura y deportes.

 Estamos apoyando a todos los sectores de la vida cultural, pero muy especialmente a esas iniciativas que crecen de abajo hacia arriba, que vienen de nuestras raíces y florecen en la creatividad de nuestra juventud.

 

El Ministerio de Cultura realizó en el 2013 la Primera Convocatoria Nacional de Proyectos Culturales, y el resultado fue la presentación de más 600 proyectos, que fueron socializados durante diez consultas regionales.

 De ese total, se seleccionaron 190 proyectos que serán ejecutados en  este año.

 A principios de este mes, empezamos a hacer realidad estos proyectos, que acercarán como nunca la cultura a la gente, sobre las bases de la promoción simultánea de la identidad dominicana y de la multiculturalidad.

 También multiplicamos como nunca en 2013 las actividades dirigidas a acercar la cultura al conjunto de la población, como fueron las cuatro exitosas ediciones de la Noche Larga de los Museos, la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo, entre otras.

 Destaca asimismo la creación del Teatro Orquestal Dominicano, una agrupación compuesta por 120 personas con discapacidad con habilidades en danza, teatro, percusión y canto.

 Paralelamente, el gobierno está haciendo un especial énfasis en apoyar al deporte de base, como una herramienta importantísima para crear una ciudadanía sana y activa.

Porque entendemos que acercar el deporte al conjunto de la población es una forma de promover tanto la salud pública, como la sociabilidad comunitaria.

 En concreto, hemos destinado 68 millones de pesos a mejorar y remozar instalaciones deportivas en todo el país.

 También hemos impulsado la participación de nuestros escolares en actividades y competiciones deportivas, incluyendo a más de 20 mil atletas escolares y más de 1200 atletas universitarios.

En definitiva, como no podía ser de otra forma, también en el ámbito cultural y deportivo hemos hecho un gran esfuerzo para que nadie se quede fuera.

 

Amigos y amigas,

 Decía el profesor Juan Bosch, líder e inspiración de nuestro quehacer diario, que sólo dos cosas guiaron su vida: la primera, servirle al pueblo, la segunda, el impulso de hacer bien aquello que estuviera haciendo.

 Iluminados por estos dos principios fundamentales, hemos trabajado, día tras día, con alegría y entrega, sabedores de que nada honra más al ser humano que actuar con rectitud y cumplir con la palabra dada. 

 Y hemos puesto especial empeño en un aspecto que deseamos sea una de las señas de identidad de nuestro gobierno.

 Una transformación fundamental que, sin embargo, puede pasar desapercibida en el día a día de los medios de comunicación. 

 

Me refiero a la transparencia.

 En todos los ámbitos, contar con normas definidas y claras redunda en beneficio de la gran mayoría de los dominicanos.

Es precisamente en las excepciones y en la falta de institucionalidad donde se esconden los privilegios y las injusticias.

Por eso, desde el primer día, nos hemos propuesto terminar con las prácticas opacas y encauzar a la República Dominicana por la senda de la modernización administrativa y la transparencia.

 Ese cambio se ha hecho patente ya, por ejemplo, en el presupuesto anual, cuya planificación, asignación y ejecución es hoy más predecible, clara y responsable que nunca.

 Se están transformando las compras y contrataciones públicas, que como hemos visto, permiten ahora la participación justa y democrática de pequeños y medianos empresarios, en igualdad de condiciones y sin privilegios.

 Y, por supuesto, estamos racionalizando y haciendo más eficiente el uso de los fondos públicos, a través de mecanismos como la consolidación de una cuenta única del tesoro, cuyos fondos han alcanzado los 8 mil 587 millones de pesos, tras cerrar otras

2 mil 834 cuentas redundantes.

 Esto se traduce en una mayor supervisión y responsabilidad en la administración de los fondos públicos.

 Por su parte, la aplicación del decreto 499-12 para la racionalización y mejoría en la calidad del gasto público, ha permitido un ahorro de cerca de 18 mil millones de pesos, que hemos podido destinar a las prioridades del pueblo dominicano.

 Estamos, además, bajo el impulso del Ministerio de la Presidencia, instituyendo comisiones de veeduría ciudadana en ministerios, cuerpos de seguridad y otros organismos públicos.

 Para que los ciudadanos nos ayuden a asegurar que no haya rendijas para el incumplimiento de la ley.

 Todas estas iniciativas, vistas una a una, pueden pasar inadvertidas, pero les aseguro que en su conjunto significan miles de millones de pesos que van a parar a nuestra gente.

 Y, lo que es más importante, están transformando nuestras instituciones para siempre. Poco a poco, vamos a acabar con las situaciones de arbitrariedad y los “atajos”.

 Porque a la larga, éstos acaban perjudicando a todos y muy especialmente a las personas de menos recursos que no tienen a quien pedir un trato preferente.

 Vamos a construir juntos un país con verdadera igualdad y justicia social.

 Un país sin exclusión y sin discriminación.

 Con cada compromiso cumplido, este gobierno reafirma, una y otra vez, su voluntad inquebrantable de servir al pueblo y de hacer las cosas bien, tal como nos enseñó el profesor Bosch.

 Honorables miembros de esta Asamblea,

 Este año ha sido también un año de avances en materia de política exterior.

 Hemos visto, en primer lugar, como culminaba felizmente el proceso de admisión de la República Dominicana en el Sistema de Integración Centroamericano y, en este momento, ocupamos con gran satisfacción la presidencia protémpore del SICA.

 Esta es una gran oportunidad para estrechar nuestros lazos regionales y dar un impulso sin precedentes a la colaboración entre nuestrospueblos y gobiernos.

 De la misma forma, hemos estado presentes allá donde hubiera una oportunidad de integración, de cooperación y de solidaridad entre nuestros países hermanos, así como de desarrollo económico para nuestro país.

 Me refiero a encuentros como en el Cariforo, la Asociación de Estados del Caribe, la CELAC,

la Cumbre Iberoamericana y Petrocaribe, entre otros.

 Porque creemos firmemente que tenemos mucho que aportar y aprender y que ése es el camino para el desarrollo de nuestro pleno potencial como país.

 Además, se ha hecho un importante esfuerzo de capacitación a nuestro personal en el exterior, para garantizar que sean embajadores de nuestra oferta exportadora y del gran potencial de la República Dominicana en términos de inversión.

 Especial mención merece el diálogo histórico que hemos abierto con la vecina República de Haití.

 Nunca antes nuestras dos naciones se habían sentado a la mesa a tratar una agenda completa de temas de interés mutuo.

Y este diálogo continuará, siempre sobre la base del respeto mutuo a la soberanía cada país, con el propósito de dar solución a las necesidades de nuestros pueblos.

 

Amigos y amigas,  

 Les pido disculpas si este ha sido un discurso demasiado largo, pero también ha sido un año pleno de realizaciones y es mi responsabilidad dárselas a conocer.

 Quiero, ahora sí, cerrar estas palabras haciendo un llamado muy especial a todos los dominicanos y dominicanas.

 Les hablaba al principio de mi discurso de la nueva batalla por la independencia que vivimos hoy.

 Esa que debe liberarnos para siempre de las cadenas de la exclusión y el atraso.

 Nada simboliza mejor esa gesta que nuestro Plan Nacional de Alfabetización, Quisqueya Aprende Contigo.

 Es una revolución silenciosa y pacífica, pero que avanza con firmeza y cambiará para siempre el rostro de nuestro país.

Ese es hoy el verdadero patriotismo, el que nos enseñaron nuestros próceres.

Ya hemos liberado a 500 mil dominicanos y dominicanas en un año.

 Hemos marcado un antes y un después en la historia de nuestro país.

 Juntos, con todos ustedes, estamos derribando el muro más insalvable que nos dividía.

 El muro de la indiferencia. 

 

Familia dominicana,

 Nos hemos trazado una meta ambiciosa:

 Declarar a nuestro país libre de alfabetismo en el 2014.

 Y para alcanzarla debemos seguir sumando esfuerzos, como hasta ahora.

Aún quedan más de 300 mil personas por alfabetizar.

 Aún  queda un último pero importantísimo esfuerzo.

 Por eso debemos redoblar nuestra solidaridad y, sobre todo, abandonar los fantasmas de la vergüenza y la exclusión, para que no  se quede nadie fuera de esta gran fiesta de la alfabetización.

 Como dijo el recientemente fallecido Nelson Mandela: "La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo".

 Yo les invito a todos y todas a cambiar nuestro país, armados de palabras y de generosidad.

 Alfabetizados o no, este llamado es para todos.

 Necesitamos de todos y todas para lograr nuestra meta.

 Hago un llamado a todas aquellas personas y organizaciones que pueden tener un familiar, un amigo o un vecino que pueda beneficiarse de este Plan Nacional de Alfabetización.

 Vamos a buscarlos.

 Vamos a motivarlos.

 Vamos a hacerles saber que estamos a su lado y que queremos ayudarlos.

 Todos juntos, los estudiantes, los profesionales, los líderes religiosos, los líderes políticos, los funcionarios gubernamentales, los legisladores, los alcaldes, los empresarios, las ONGs, las organizaciones sociales y comunitarias.

 Vamos a participar en la búsqueda activa de personas que necesitan alfabetizarse.

 Vamos a liberar a nuestros compatriotas de esta pesada deuda histórica y abrirles un mundo de oportunidades.

 Que no haya una empresa o una institución gubernamental o un municipio o un edificio residencial, donde queden personas analfabetas.

 Que no se quede nadie es el objetivo de todo el país y lo vamos a lograr.

 Este año 2014 quedará en la historia como el año en que nuestro país superó el analfabetismo.

 Animo especialmente a quienes han participado en el plan, a compartir su experiencia y animar a otros.

 Su testimonio es la más valiosa prueba que podemos mostrar.

 Vean a quien conocen, con quien pueden hablar, coméntenlo en su barrio, en su iglesia...

 Porque cuando lo hagan, estarán contribuyendo a cambiar nuestro país para siempre.

 

Dominicanos y dominicanas,

 Este gobierno se ha propuesto que nadie se quede fuera.

 Que nadie se quede fuera de la alfabetización, de la salud, del empleo, de la educación, del acceso a las oportunidades.

 Que nadie se quede fuera del tren del progreso.

 Que nadie se quede fuera de este proyecto de país.

 Que nadie se quede fuera de este sueño que estamos construyendo juntos.

 Este es el gobierno de todos, con todos y para todos.

 Y lo mejor de este proyecto aún está por llegar.

 Vamos a seguir construyendo juntos, vamos a seguir cumpliendo metas, transformando la República Dominicana y mostrándole al mundo que somos capaces de hacer lo que nunca se ha hecho!!

 Que viva la República Dominicana!

 Gloria eternaa los padres fundadores de nuestra nacionalidad!

 Muchas gracias a todos.

Copyright 2014 El Nuevo Diario | Todos los derechos reservados.

 
 
La directora Regional de la Federación Internacional de Planificación de la Familia/Región del Hemisferio Occidental (IPPF/RHO), la brasileña Carmen Barroso, aseguró que desde 2010 las organizaciones miembros de ese organismo han impulsado 122 cambios de políticas y leyes en favor de los derechos sexuales y reproductivos y la salud, incluyendo la prevención de embarazos en adolescentes. 
Fundación Vida y Esperanza desarrolla programas
Leer Más [+]
Distrito Nacional Ganó Bikini Contest
Leer Más [+]
Bibliófilos donan obras
Leer Más [+]
Be Live Hamaca reinaugura restaurante
Leer Más [+]
ADOVOHS juramenta filial del país en Santiago de los Caballeros
Leer Más [+]

RedesSociales

CARICATURA
MÁS NOTICIAS DE HOY
Portada | Noticias Anteriores | Clasificados | Contáctenos
Desarrollado por Merit Designs
Avenida Francia No.41 esquina Rocco Cochía
Santo Domingo, Distrito Nacional,
República Dominicana
Teléfono: (809)687-7450 Fax: (809)687-3205
Email: redaccionnd@gmail.com