• RD$175.30Gasolina Premium
  • RD$157.50Gasolina Regular
  • RD$127.40Gasoil Optimo
  • RD$117.00Gasoil Regular
  • RD$78.50GLP
  • RD$23.22Gas Natural
  • RD$76.10Avtur
  • RD$57.73FuelOil
  • RD$98.30Kerosene

Tasa de Cambio

RD$45.35CompraRD$45.76Venta
RD$48.00CompraRD$54.00Venta
Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin
EDICIONES ANTERIORES ENVÍANOS TU DENUNCIA

Sociedad sin futuro

Manuel Hernández VilletaA Pleno Sol

Jugar a ser adivinador es un buen negocio, pero poco práctico en la realidad. El futuro se prepara con cada paso que damos hoy. Para  instruir a un profesional, hay que comenzar por el proceso de alfabetización, y los estudios escalonados. Usted puede tener un presente planificado, y ello será una posibilidad de un futuro mejor. El hombre está sujeto a circunstancias que no controla, pero si puede echar la zapata de su suerte.

Si se eliminan los niños, entonces el futuro será tormentoso. Si no hay educación para los infantes, la delincuencia será la meta a seguir por esos desgraciados de la fortuna.

Mayores son las posibilidades de violencia y rompimiento social, donde hay hambre, miseria y abandono. Preparar a una nueva clase profesional, y de tecnócratas a todos los niveles es la mejor garantía de que se tenga una ceptable existencia   para todos.

Miles de niños dominicanos estan condenados a muerte, desde el momento del nacimiento, a causa de la desnutrición y las enfermedades.

Si bien en los últimos años se ha dado un gran salto adelante en la protección social de las madres, solteras u adolescentes, la situación de la niñez es preocupante.

Un niño sin leche, sin atenciones médicas en los primeros meses del nacimiento, puede sufrir serias deficiencias patológicas, que  luego se pueden traducir en un ciudadano  lastrado por la ineficacia.-

Para tener a una sociedad más apegada al progreso, y a ciudadanos que estén a un paso de la tecnología de punta, hay que enfrentar la desnutrición y el abandono de la infancia.

Para que haya futuro dentro de 25 años, tenemos que preocuparnos por los que nacen en este momento, y que en un cuarto de siglo deben ir tomando las riendas de los puestos de trabajo y el ambiente de desarrollo técnico.

El futuro lo borramos, cuando muere un niño de una enfermedad infecto contagiosa que se pudo contrarrestar con una simple vacuna, o  de colerín, por ingerir agua en malas condiciones.

Si no hay garantías de que podremos criar a los niños que nazcan en este momento, estamos enterrando nuestro futuro.

Cada día se ensancha la desigualdad social que lleva a morir a esos niños; cada dia se abre el infierno de un futuro incierto. El futuro es el trabajo que realizamos en este momento. Si es bueno, progresaremos, si es malo, que Dios nos ampare.

COMENTARIOS

Comentarios

Envíanos tus denuncias

Suscríbete a nuestro Newsletter

Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin

© Copyright 2015 El Nuevo Diario. todos los derechos reservados.
Página web desarrollado por Merit Designs