Martes, 21 de Octubre, 2014 Santo Domingo, República Dominicana

EDITORIAL

Una riqueza

no del todo

apreciable


EDICIÓN IMPRESA

SOBRE NOSOTROS

Quiénes Somos
Contáctenos
-211,293 Lectores Online
Opinión
Volver a portada Opinión
 
20/1/2012
Tengo serios problemas con mi amigo; quiere una contestación a su pregunta

Compartir:

 

Mi amigo es algo distraído, acucioso con la política, mercenario idealista de la revolución cubana; de orgullo campesino y controversial constante. Miserable,   portador de una inteligencia sagaz que le asume como parte de  su  formación en el Colegio Universitario y su malacrianza pueblerina.  Quiso probar hasta donde la libertad en el hombre le está permitido accionar entre lo bueno y lo malo. Midió la distancia, entre aprender a elegir lo que es propuesto por el entendimiento como bueno y valido, entendió además, que   el hombre debe poseer conocimiento y voluntad para aferrarse a Dios.

Resulta que siendo católico practicante,   devoto de las siete mil vírgenes y de San Martin de Porres, fue convencido por unos protestantes  que le dijeron que estaba buscando a Dios por el camino equivocado. Como creyente humilde y sin malicias se dejo influenciar por la cotorra de los evangelicos angelicales poseedores de una verdad matemática que contradice a Newton y sus leyes fundamentales de la Mecánica.  Le hicieron todas las pruebas de lugar hasta llegar al punto esencial con el cual dio inicio a su periplito por diversas religiones.

 Le pregunto el pastor que si ya estaba listo para recibir el bautismo, que era lo esencial para pertenecer de forma definitiva a la iglesia; con el orgullo de un campesino honrado le respondió: ¡Yo estoy bautizado por la iglesia católica! Eso no vale; le dijo el pastor, incluso de forma  burlona. 

 ¡Tremenda vaina!  Pero, no hay nada que perder:   ¡se bautizo!

Varios meses después se intereso por la  trayectoria de Mahoma Ali. Fue tanto lo que le impresiono ese personaje que corrió con la misma suerte; se acerco a un grupo muy preparados de seguidores de Ala- y Mahoma su profeta.

Varios meses de pruebas fueron suficientes para enfrentarse a la verdad; le dijeron que si quería realmente seguir adelante debía ser bautizado. La respuesta no se hizo esperar: ¡Estoy bautizado dos veces! Eso no vale, esos bautismos no tienen ningún valor.

Pero, no hay nada que perder: ¡se bautizo!

Al volver a su país natal República Dominicana se encontró con sus viejos amigos que le habían extrañado bastante por sus andanzas en los nuevayores. Después de haber hecho el recorrido pertinente de los viejos y nuevos amigos del sector y,  echar de menos algunos petacazos al hígado como era la costumbre anterior,  se fue a la casa a esperar el domingo de misa.

Como de forma automática llego a la iglesia católica y taciturno atado  por arte de la magia que envuelve el espíritu y el alma cayó de rodillas ante San Martin de Porres, que según él no le quitaba la vista de enzima no importa el lado que se parara. El temor acumulado por el tiempo y la esperanza le había preñado de vergüenza.

El Párroco salió corriendo y lo ubico en el confesionario:  

¿hijo mío donde has estado?   Le pregunto.

Padre, muchas veces me sentí confundido y atormentado creí que había encontrado un sendero distintos con otros dioses, otras culturas y realidades.  El cura por poco lo hecha del confesionario cuando escucho que se había bautizado en otras iglesias.  Hijo, la libertad consiste en elegir lo que es propuesto por el entendimiento como bueno y valido,  el hombre debe poseer conocimiento y voluntad para aferrarse a Dios. Las perturbaciones son de los seres humanos tú has puesto el  mal ejemplo con tu obra y tu pecado.

Has cometido blasfemia, debes hacer penitencia para ser perdonado. Deberás rezar el rosario 36 veces  y  en diez años de confesiones podrían ser borrados tus pecados infaustos,  el más grande buscar otros dioses y dudar de la iglesia Santa, Católica,  Apostólica y Romana.

Mi amigo me pregunto: Roman ¡Coño!   ¿Y ahora qué hago?

Autor: Roman Polanco

Copyright 2014 El Nuevo Diario | Todos los derechos reservados.

 
 
Durante un coctel con socios, clientes y amigos, fue aperturado “AVEC Fine Cuisine & Bar”, el cual está ubicado en la Gustavo Mejía Ricart #78, del ensanche Naco, en esta capital. La bienvenida a los presentes fue dada por sus propietarios Jean Pierre Bassa, Renan González, Carlos Salcedo y Manuel Castillo, quienes agradecieron a todos aceptar la invitación y motivaron aprobar la variedad de cocteles. “AVEC Fine Cuisine & Bar  es un espacio acogedor diseñado para la mejor comodidad de nuestros clientes. Ofrecemos un ambiente diferente y acogedor donde pueden disfrutar de nuestras variedades de cocteles, comida gourmet elaborada por el máster chef Carlos Ferreiro y una terraza única”, explicó González, uno de los socios.
"Los enigmas de Morfeo Antillano”, Manuel Nina Cisneros
Leer Más [+]
ÁGORA MALL realizó CAFÉ LITERARIO  
Leer Más [+]
Dominicana Moda y su “Fashion For Help 2014” 
Leer Más [+]
Sambil inicia el proyecto "Batea por un Sueño"
Leer Más [+]
Color Vibe 5K llego a Santo Domingo
Leer Más [+]
Realizan primera versión de la carrera Sosúa 8K ADSS
Leer Más [+]
Presentan exposición “Universo de Colores” en la Galería Mesa Fine Art
Leer Más [+]
ADOVOHS realiza Gala Benéfica
Leer Más [+]
Rafael Torres: Nuevo Presidente del Resort Casa de Campo
Leer Más [+]
Discovery kids presenta tu carrera, un evento para padres y niños
Leer Más [+]
ASYSTEC & Kaspersky participan en el IT NOW Technology Day
Leer Más [+]

RedesSociales

DEPORTES
CARICATURA
MÁS NOTICIAS DE HOY
Portada | Noticias Anteriores | Clasificados | Contáctenos
Desarrollado por Merit Designs
Avenida Francia No.41 esquina Rocco Cochía
Santo Domingo, Distrito Nacional,
República Dominicana
Teléfono: (809)687-7450 Fax: (809)687-3205
Email: redaccionnd@gmail.com