Martes, 21 de Octubre, 2014 Santo Domingo, República Dominicana

EDITORIAL

Una riqueza

no del todo

apreciable


EDICIÓN IMPRESA

SOBRE NOSOTROS

Quiénes Somos
Contáctenos
-211,290 Lectores Online
Opinión
Volver a portada Opinión
 
13/8/2010
Formas de gobiernos y corrientes ideológicas 

Compartir:

 

Los sistemas  políticos casi siempre  son clasificados  por las ideologías que estos asumen y practican en el seno de la sociedad. También estos se clasifican  de acuerdo al método de elección que adopten y pongan  en práctica  para escoger a sus representantes a puestos públicos. Cuando hablamos  de formas de gobiernos muchos piensan en un sistema socialista o capitalista, sin embargo en esta entrega deseamos referirnos a las diferentes formas de gobiernos y a los métodos de elección y de conducción  que esto asumen para mantener el control del  Estado y sus mecanismos de poder.

Una visión general nos permite ver  países capitalistas que tienen sistemas    bipartidistas y multipartidistas. En muchos países de Europa como de América encontramos ambos tipos de sistemas políticos.. Los sistemas multipartidistas los podemos verificar en Italia, España  y Francia. En los gobiernos democráticos podemos  distinguir tres grandes corrientes ideológicas  que provienen  de  la ideología capitalista, sin embargo tienen visiones diferentes en cuanto  a los métodos de visualizar y concebir aspectos  relativos a la conducción del Estado.

Dentro de estas corrientes encontramos a  los demócratas cristianos que son, en su origen,  conservadores, pero con una gran sensibilidad social y política, por ello confieren  gran importancia  a la justicia social  desde el Estado  a favor de los gobernados. Postulan a favor de que el Estado participe de forma activa  en la  redistribución de las riquezas nacionales y reduzca su intervención en las actividades económicas privadas.

En ese mismo orden encontramos la corriente socialistas, la cual  otorga al Estado  un papel muy importante como redistribuidor de las riquezas nacionales, a partir de la política fiscal.  En los países democráticos  que practican el modelos multipartidistas estos amplían su abanico ideológico  con la participación, en el proceso electoral y político,  de los partidos  comunistas, nacionalistas y ecologistas, estos últimos han venido participando y tomando fuerza en el escenario político de  muchos países  latino americanos y europeos. En Europa, por ejemplo, estos partidos pequeños han ido ganando espacio social y político y en la actualidad constituyen minorías parlamentarias  en algunos países. 

En Europa existe, en algunos países, el sistema parlamentario. En ese sistema cuando ninguno de los partidos consigue la mayoría de votos en el proceso de elecciones, para garantizarse la elección por parte del parlamento del primer  ministro o del presidente de la Republica, entonces se recurre a   las alianzas, en donde los partidos pequeños con representación en el parlamento se convierten en un elemento  importante para la conformación y estabilidad del gobierno. La conformación del  gobierno es producto de la coalición de fuerzas políticas  que tienen representación en el parlamento.

En el sistema político parlamentario  el papel predominante en  el proceso político y electoral lo ejerce la asamblea de diputados, la cual es elegida por sufragio universal, es decir por el voto mayoritario de los ciudadanos. La asamblea de diputados  ejerce el poder legislativo y elige al jefe de Estado, que tendrá a cargo el poder ejecutivo. El jefe de Estado es elegido por la asamblea del parlamento, conformada para este fin. Cuando el  jefe de Estado elegido pierde el apoyo de la asamblea parlamentaria que lo eligió, esta  lo hace por medio del voto de censura y  puede obligarlo a renunciar, para seleccionar un nuevo presidente o un nuevo primer  ministro como jefe de Estado.

En los sistemas parlamentarios  el jefe de Estado puede ser un rey  heredero  o un presidente  que fue elegido  con el apoyo de la mayoría de diputados que conforman el parlamento. En ambos casos sólo asumen la representación oficial del Estado. Sus atribuciones  y poderes vienen delimitados por la Constitución y va a variar, como ya sabemos, según el Estado de que se  trate  y según lo establecido por la constitución del país en cuestión, que es  la que fija los limites de los  poderes y responsabilidades del jefe de Estado designado por la asamblea mayoritaria de los parlamentarios (diputados).

En los sistemas parlamentarios  el jefe de Estado es el encargado de nombrar como presidente del gobierno, al líder del partido que ha obtenido la mayoría de los votos. En ese  sistema    la preponderancia  del parlamento otorga  a los partidos políticos un papel de primer orden  en la vida política del país. La función de los partidos es elaborar  las candidaturas a las elecciones  y organizar  los grupos parlamentarios, entre los diputados electos de cada partido. De manera que en los sistemas parlamentarios  la soberanía popular  reside en el parlamento.  

Dentro del sistema  político democrático encontramos la democracia norteamericana  y el sistema  político británico, en ambos países existen  sistemas bipartidistas, en donde dos fuerzas políticas principales son las que se disputan el poder. En Inglaterra existen los Partidos Laborista y Conservador. En Estados Unidos existen el Partido Demócrata y el Partido  Republicano, que es más conservador. De esas dos organizaciones los Republicanos  tienen el apoyo de  los sectores económicos  más importantes del país. Los demócratas tienen mayor inclinación a favorecer  los programas sociales y las reformas económicas  a favor  de los sectores medios y pobres de la población, por tanto se apoyan más en el voto de la clase media, los sindicatos y las  minorías étnicas.

Otra forma de gobierno es el autoritario en donde se destacan la violencia, la corrupción y la fuerza como aspectos que protagonizan  la vida pública y social de la gente en ese tipo de sociedad. En los gobiernos autoritarios  la separación de los poderes no existe. La justicia no es independiente  y el Ejecutivo  ejerce sus funciones  con poderes personales únicos, con los cuales  domina la vida cotidiana  y la vida política del país que padece esa forma de gobierno. En los sistemas autoritarios  los militares  tienen un gran protagonismo en el escenario político y social y las violaciones a los derechos humanos son recurrentes, por parte del grupo político que detenta el poder. 

Otra forma de gobierno son los regimenes totalitarios. Esa es una forma de gobiernos que es ajena al pluralismo, a las ideas críticas y a las opiniones  de la gente. En ese tipo de gobierno la discusión política tiene muy poco espacio en el escenario social. Es una forma de gobierno en donde la jerarquía del Estado  se ejerce a través de una jefatura política muy personalista. El escenario político y social lo protagoniza  un líder que tiene una especie de jefatura vitalicia en el Estado. En los gobiernos totalitarios  el jefe de Estado nombra y destituye a sus seguidores y muchas veces disfraza su legitimidad por medio del sufragio. Esta forma de gobierno se ejerce, casi siempre, por medio de un solo partido. Estas formas de gobiernos las podemos evidenciar en los regimenes militares, en las dictaduras de izquierdas y en las monarquías absolutas como las existentes en Arabia saudita y Marruecos.

Otra forma de gobierno es la teocratita. Este tipo de gobiernos ve la religión como un sistema completo de vida. Esa forma de gobierno aspira más al bienestar espiritual que al bienestar  material de los gobernados. El mismo interpreta a Dios como  el creador del ser humano. Concibe a Dios como omnipotente y perfecto Establece que las escrituras sagradas  son perfectas  por ser inspiración de Dios. En cuanto a capacidad y discernimiento de las personas, se relega al hombre a un segundo plano, para descubrir las leyes naturales de la vida. En este tipo de gobiernos  se caracteriza  porque las actuaciones de las personas  están reguladas por organismos de coacción y por principios fundamentalistas.

educationandfamily@hotmail.com

Publicado del libro “Campañas Electorales” de su autoría

Autor: Evelio Arroyo

Copyright 2014 El Nuevo Diario | Todos los derechos reservados.

 
 
Durante un coctel con socios, clientes y amigos, fue aperturado “AVEC Fine Cuisine & Bar”, el cual está ubicado en la Gustavo Mejía Ricart #78, del ensanche Naco, en esta capital. La bienvenida a los presentes fue dada por sus propietarios Jean Pierre Bassa, Renan González, Carlos Salcedo y Manuel Castillo, quienes agradecieron a todos aceptar la invitación y motivaron aprobar la variedad de cocteles. “AVEC Fine Cuisine & Bar  es un espacio acogedor diseñado para la mejor comodidad de nuestros clientes. Ofrecemos un ambiente diferente y acogedor donde pueden disfrutar de nuestras variedades de cocteles, comida gourmet elaborada por el máster chef Carlos Ferreiro y una terraza única”, explicó González, uno de los socios.
"Los enigmas de Morfeo Antillano”, Manuel Nina Cisneros
Leer Más [+]
ÁGORA MALL realizó CAFÉ LITERARIO  
Leer Más [+]
Dominicana Moda y su “Fashion For Help 2014” 
Leer Más [+]
Sambil inicia el proyecto "Batea por un Sueño"
Leer Más [+]
Color Vibe 5K llego a Santo Domingo
Leer Más [+]
Realizan primera versión de la carrera Sosúa 8K ADSS
Leer Más [+]
Presentan exposición “Universo de Colores” en la Galería Mesa Fine Art
Leer Más [+]
ADOVOHS realiza Gala Benéfica
Leer Más [+]
Rafael Torres: Nuevo Presidente del Resort Casa de Campo
Leer Más [+]
Discovery kids presenta tu carrera, un evento para padres y niños
Leer Más [+]
ASYSTEC & Kaspersky participan en el IT NOW Technology Day
Leer Más [+]

RedesSociales

DEPORTES
CARICATURA
MÁS NOTICIAS DE HOY
Portada | Noticias Anteriores | Clasificados | Contáctenos
Desarrollado por Merit Designs
Avenida Francia No.41 esquina Rocco Cochía
Santo Domingo, Distrito Nacional,
República Dominicana
Teléfono: (809)687-7450 Fax: (809)687-3205
Email: redaccionnd@gmail.com