• RD$199.60Gasolina Premium
  • RD$184.00Gasolina Regular
  • RD$153.60Gasoil Optimo
  • RD$140.60Gasoil Regular
  • RD$88.80GLP
  • RD$23.22Gas Natural
  • RD$106.30Avtur
  • RD$82.63FuelOil
  • RD$130.50Kerosene

Tasa de Cambio

RD$45.50CompraRD$46.03Venta
RD$49.00Compra RD$55.00Venta
Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin
EDICIONES ANTERIORES ENVÍANOS TU DENUNCIA

“Retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona”

Miguel de J. Ramírez P., Siervo de Jesucristo

Hermanos y amigos que el Dios verdadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les bendiga a todos, Mateo 28:19, en esta oportunidad hablaremos con el tema “Retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona”, esperando sea de edificación a los que el Señor les permita leer este mensaje bíblico.

Bien, comenzamos diciendo que el Señor Jesucristo compara la salvación eterna y la entrada al Reino de los Cielos como recibir una corona para reinar y recibir una herencia importante, pero que para lograr la corona de la vida eterna, él demanda fidelidad y obediencia a sus normas escritas en el Nuevo Testamento, según la cita bíblica siguiente: “Se fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida”, Apocalipsis 2:10.

Ahora bien, la vida eterna, la salvación del alma o como la llama el Señor la corona de la vida se puede perder cuando una persona convertida a Jesucristo después de haber ajustado su vida a los requerimientos del Señor escritos en la Biblia empieza a abandonarlos y a practicar poco a poco los pecados que había dejado atrás, sabiendo que el Señor los prohíbe. 2da. Pedro 2:20 a122.

Por otro lado, una persona que se arrepiente y se convierte a Jesucristo, inicia un proceso de aprendizaje en el conocimiento de la voluntad de Dios para cambiar la vida antigua y vivir en la nueva vida, ajustada a las Sagradas Escrituras, dejando los vicios y el pecado en general con la ayuda del Señor si lo solicita en oración, para así lograr la recompensa de la salvación eterna y escapar del Infierno. Santiago 1:12; Juan 5:29; Hebreos 10:38 y 39; Mateo 25:46. Mis queridos hermanos y amigos, la corona de la vida se pierde si dejamos nuestra separación del pecado y volvemos a enrredarnos en prácticas contrarias a la voluntad de Dios, aunque permanezca asistiendo al templo evangélico, bíblico o pentecostal, donde se enseñan las Sagradas Escrituras en general, como están escritas. Hebreos 10:25.

Por otra parte, retener lo que tenemos los convertidos a Cristo para no perder la corona de la vida es permanecer predicando su palabra, en mantenerse orando siempre, es alabar su nombre, es vivir en santidad por dentro y por fuera en espíritu, alma y cuerpo, es escudriñar las Escrituras, es mantener la comunión, el amor al Señor y su obra y colaborar con la misma en todos las formas honestas posibles, es mantenerse ayunando, pero estamos soltando la corona cuando se dejan todos estas cosas y otras más. Mateo 24:13.

Concluyendo, debemos buscar las cosas espirituales que hayamos perdido o hemos dejado que Dios nos ha dado y nos ha mandado, para que así el maligno no logre su propósito de vernos al final de esta vida sin corona al igual que él y retengamos lo que tenemos para que el Señor no de la corona a otro que en verdad la aprecie, la cuide y la agradezca.

Así que, dice el Señor: “Retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona”, si es que aún está en las manos.

Que el Señor nos bendiga y nos ayude a todos...

Nota: De usted sentir el toque del Señor mediante estos mensajes bíblicos y querer convertirse, le recomiendo tres pasos: 1.- Asistir a una congregación bíblica, evangélica o Pentecostal; 2.- Lea dos o tres capítulos diarios de la Biblia y 3.- Hable con Dios el Padre en oración y póngase en sus manos en todo… Estos temas están en el periódico en la sección de opinión: www.elnuevodiario.com.do,

Perseveramos en Jesucristo asistiendo a la Asamblea de Dios Pentecostal central, ubicada en la Av. Duarte, Esq. Eusebio Manzueta.

COMENTARIOS

Comentarios

Envíanos tus denuncias

Suscríbete a nuestro Newsletter

Instagram Snapchat Facebook Twitter YouTube Linkedin

© Copyright 2016 El Nuevo Diario. todos los derechos reservados.
Página web desarrollado por Merit Designs

Top